Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 52 muertos en varios atentados contra los Consejos de Salvación en Irak

Varios policías y empleados del depósito de cadáveres iraquíes retiran los cuerpos de los fallecidos en la localidad de Mahmudiya, a unos 30 km al sur de Bagdad (Irak) tras el atentado suicida registrado hoy. Al menos 43 personas han muerto y otras 40 resultaron heridas. EFEtelecinco.es
Varios atentados contra los progubernamentales Consejos de Salvación segaron hoy las vidas de 52 personas en distintos puntos de Irak, en una de las jornadas más sangrientas para esta milicia desde su formación en el 2006.
El ataque más mortífero ocurrió en el pueblo de Al Balesem, al suroeste de Bagdad, donde al menos 43 personas murieron y otras 40 resultaron heridas en un atentado contra miembros de esa milicia tribal suní, informaron fuentes del Ministerio del Interior.
Un terrorista suicida, disfrazado con uniforme militar, hizo estallar un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo al acercarse a un grupo de milicianos que estaban esperando para cobrar su sueldo en Al Balesem, en la zona de Al Raduaneya.
Las fuentes indicaron que la mayoría de los fallecidos son miembros de los Consejos de Salvación y que entre las víctimas se encuentran también soldados del Ejército iraquí.
Los heridos, entre los que hay al menos dos militares iraquíes que eran los encargados de entregar la paga, fueron trasladados a los hospitales cercanos de Al Mahmudiya y Al Yarmuk.
Los milicianos de los Consejos de Salvación han sido objetivo de numerosos ataques desde su creación en el año 2006, pero ninguno se había saldado con una cifra tan elevada de víctimas.
Por otro lado, en la provincia occidental de Al Anbar, otro suicida también disfrazado de militar detonó un cinturón cargado con explosivos en la sede de los Consejos de Salvación de la localidad de Al Qaem.
Una fuente de la Policía de Ramadi, capital de Al Anbar, informó de que el terrorista irrumpió en la sede cuando varios miembros de esta milicia suní celebraban una reunión.
La explosión causó la muerte de cuatro milicianos tribales, siete heridos e importantes daños materiales en el edificio.
Además, al menos tres soldados iraquíes perdieron la vida y otros tres resultaron heridos cuando intentaban desactivar varios artefactos colocados en la casa de un integrante de un Consejo de Salvación en el pueblo de Al Zidan, cerca de Abu Graib, 25 kilómetros al oeste de la capital, según una fuente policial.
Asimismo, un ex dirigente de esa milicia, identificado como Amer al Tamimi, y su hermano fallecieron por la explosión de un bomba lapa en el coche en el que se trasladaban también en la zona de Abu Graib.
Los ataques de hoy ocurren cuando las tropas estadounidenses en Irak se preparan para reducir el número de efectivos desplegados de 140.000 a 50.000 en cumplimiento con el pacto de seguridad firmado entre Washington y Bagdad en 2008, por el que se replegarán totalmente a finales de 2011.
También coinciden con un momento delicado para la vida política de Irak porque persiste la incertidumbre a la espera de que se forme un nuevo Gobierno después de los comicios del pasado 7 de marzo por las discrepancias entre los distintos partidos.
Los Consejos de Salvación fueron creados en octubre de 2006 como parte de la estrategia del entonces comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, general David Petraeus, en la lucha contra la insurgencia vinculada a la red terrorista Al Qaeda.
La primera milicia nació en Al Anbar y su éxito impulsó a los clanes árabes de las provincias de Salahadín, Diyala, Nínive y de algunas zonas de Bagdad a que formasen sus propios Consejos de Salvación.
Las milicias suníes, integradas por miles de combatientes, que en principio estuvieron bajo supervisión estadounidense, pasaron en octubre de 2008 a depender del Gobierno iraquí.