Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos dos muertos por disparos pese al alto el fuego alcanzado en Yemen

Al menos dos personas han muerto por disparos este miércoles en la Ciudad Vieja de Saná, designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, según han informado fuentes gubernamentales, lo que supone una violación del acuerdo de alto el fuego alcanzado por el Gobierno yemení y el general disidente Alí Mohsen el martes.
Los residentes han indicado que se han escuchado disparos en toda la ciudad, que los grupos de oposición han atribuido a fuerzas leales al presidente yemení, Alí Abdulá Salé, mientras que el Gobierno ha responsabilizado a las fuerzas que comanda el exgeneral Mohsen.
"Los milicianos de Alí Mohsen (...) bombardearon la Ciudad Viela de Saná. Uno de los proyectiles cayó en una casa, matando a dos personas a hiriendo a otras tres", ha señalado una fuente gubernamental.
La Ciudad Vieja había escapado hasta ahora de sufrir daños de envergadura en los enfrentamientos entre el Gobierno y grupos opositores que piden el fin de los 33 años de Salé en el poder.
El alto el fuego estaba previsto que entrara en vigor el martes tras un mes de enfrentamientos armados entre las fuerzas de Salé y la oposición compuesta por manifestantes, miembros de tribus y soldados disidentes.
En la ciudad de Taiz (sur), la tercera del país, dos personas, entre ellas una mujer, murieron este miércoles en bombardeos después de que entrara en vigor una tregua. Los residentes han acusado a las fuerzas gubernamentales de atacar algunos barrios de la ciudad.