Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro muertos y seis heridos en dos atentados en Irak

Una mujer iraquí acompañando en un hospital de Nayaf a su hijo, herido el pasado lunes en un atentado con coche bomba en Kerbala (Irak). EFEtelecinco.es
Cuatro personas murieron hoy, entre ellas una niña de apenas un año, y otras seis resultaron heridas en dos atentados separados perpetrados en Irak, informaron fuentes del Ministerio del Interior.
La niña y otros dos civiles murieron al estallar un artefacto explosivo al paso de su vehículo en el pueblo de Bahraz, 10 kilómetros al sur de Baquba, capital de la provincia Diyala, en el este del país.
La explosión ocasionó también heridas a las otras dos personas que viajaban en el coche, y que fueron ingresadas en el hospital, según las fuentes.
Además, el estallido de un artefacto explosivo en la provincia septentrional de Nínive causó la muerte de un soldado iraquí y heridas a cuatro de sus compañeros.
El artefacto explotó al paso de la patrulla en la carretera principal de la zona de Al Baach, 100 kilómetros en el oeste de Mosul, capital de Nínive.
Por otra parte, la fuentes señalaron que las fuerzas de seguridad detuvieron a tres presuntos miembros de Al Qaeda durante una redada en la zona de Deli Abás, 35 kilómetros al este de Baquba.
En la última semana, Irak ha vivido un repunte de la violencia que coincide con los preparativos del Ejército de EEUU para reducir a finales del próximo mes su número de soldados de 140.000 a 50.000 en cumplimiento con el pacto de seguridad firmado entre Washington y Bagdad en 2008.
Ayer, al menos dieciséis personas fallecieron, entre ellas seis soldados y tres policías, y otras catorce resultaron heridas en una cadena de ataques en el norte de Bagdad.
Entretanto, continúa la incertidumbre en la vida política de Irak, debido a que las discrepancias entre los distintos bloques políticos y los ajustados resultados de los comicios del pasado marzo dificultan la formación de un nuevo Gobierno.