Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos catorce muertos, incluidos extranjeros, y cuatro heridos en el atentado suicida de Kabul

Al menos catorce personas han muerto, entre ellas extranjeros, y otras cuatro han resultado heridas este viernes en el atentado suicida contra un restaurante libanés del centro de Kabul reivindicado por los talibán, según ha anunciado el jefe de la Policía de la capital, Mohamad Zahir, citado por la cadena de televisión Tolo News.
Los talibán han reivindicado la autoría del atentado suicida. "Ataque suicida contra un hotel (para) extranjeros en la zona Wazir Akbar Khan, en la ciudad de Kabul", ha indicado uno de los portavoces de los talibán, Abdulqahar Balkhi, a través de su cuenta en Twitter. "Se informa de numerosas víctimas alemanas, más detalles más tarde", ha precisado.
Inicialmente, los medios locales y algunos responsables habían indicado que tras la explosión algunos asaltantes habían entrado en el interior del restaurante, lo que había desencadenado disparos. Sin embargo, el viceministro del Interior, Ayub Salangi, ha indicado que el suicida se ha inmolado delante del restaurante y no ha habido ningún tiroteo, sino que fueron las fuerzas de seguridad que dispararon al aire.
Un testigo ha indicado a la agencia afgana Pajhwok que el atentado ha tenido lugar en la zona de Wazir Akbar Khan hacia las 19:15 horas. Este distrito es en el que se encuentran numerosas embajadas y edificios gubernamentales. El restaurante de lujo contaba con fuertes medidas de seguridad y es conocido ente la comunidad de expatriados y también entre los dignatarios que visitan Kabul.
Así las cosas, tras la confusión inicial sobre lo ocurrido, el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, citado por la agencia local Pajhwok ha asegurado que la situación está bajo control.