Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 30 muertos en dos semanas de enfrentamientos para frenar el avance houti en el norte de Yemen

Unas 30 personas han muerto en las últimas dos semanas por los enfrentamientos entre la poderosa familia Al Ahmar y los houtis, tribu chií, en la provincia de Amran, ubicada en el norte de Yemen, según han informado este martes fuentes de seguridad.
Los combates obedecen al llamamiento de la coalición opositora Al Islá --integrada por las ramas yemeníes de Hermanos Musulmanes y el Movimiento Salafista y por la Confederación Tribal-- a frenar el avance de los houtis en el norte de Yemen.
Al parecer, la familia Al Ahram, que lidera la Conferencia Tribal, ha respondido a este llamamiento movilizando todos sus recursos para bloquear el paso del grupo chií a la altura de la provincia de Amran, según ha informado el 'Yemen Post'.
Las autoridades yemeníes también están interesadas en impedir que los houtis se hagan con el control de Amran porque es la conexión territorial que les falta para llegar a la capital, Saná, donde están todas las instituciones gubernamentales.
Hasta 2011, los houtis tenían limitados sus movimientos a la provincia de Saada, ubicada en el norte, que constituye su bastión. Sin embargo, con las revueltas populares contra el Gobierno de Alí Abdulá Salé iniciaron un despliegue hacia las provincias vecinas.
Debido al caos generado por las protestas populares y a la infiltración de grupos 'yihadistas' en las provincias del sur, las fuerzas de seguridad se desentendieron de los houtis, permitiéndoles avanzar hacia Hajja, Al Jawf y algunas partes de Amran.
Actualmente, los houtis constituyen una amenaza latente para el Gobierno, que está centrado en rebajar la tensión con el Movimiento del Sur de Yemen (Al Harak), que busca la secesión territorial, y en expulsar de una vez por todas a los 'yihadistas'.