Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer narra su aborto en directo en Twitter

Angie Jackson. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Angie vive en Florida, está en paro y tiene un hijo que nación con deficiencias por problemas en el embarazo y los médicos le advirtieron que su vida corría peligro si volvía a quedarse embarazada. Al quedarse en cinta de nuevo decidió abortar tomando la pastilla U486.
Según informa el diario Daily Mail , Angie, además, tomó otra decisión: la de compartir su experiencia a través del Twitter, contando a través de la red social, minuto a minuto, lo que iba experimentando.
Multitud de personas han accedido a su perfil y han dejado mensajes sorprendidos, no sólo por la idea de compartir esta experiencia, si no por al dureza de los comentarios que Angie ha ido haciendo.
"Este inquilino abusivo debe irse"
"Ya no veo la hora de que llegue la expulsión. Este inquilino abusivo que ocupa mi útero debe irse", por ejemplo es uno de ellos. "Me siento infectada", explica la mujer.
Angie, que quedó embarazada por el fallo del dispositivo intrauterino que llevaba, explica en la red social los motivos que le han llevado a interrumpir el embarazo, "lo único que quiero es seguir viva, y el mejor modo de hacerlo es abortar, no es una vergüenza, no se trata de matar a un niño".
La joven se muestra en sus comentarios que es "surrealista" que le llamen asesina y se muestra sorprendida por " el nivel de odio y amenazas de muerte y amenazas contra mi hijo".
Algunos de los comentarios en el Twitter de Angie. Foto: Twitter
Sobre los motivos de dar publicidad de su aborto, Angie afirma que, lo único que busca es servir de ejemplo para "desdramatizarlo", "no querer estar embarazada es motivo suficiente para suprimir un embarazo", afirma. "No estoy tratando de desatar una guerra, sólo estoy ofreciendo una experiencia personal y la verdadera historia", explica.
"Estoy asustada"
Según informa el diario británico lo más sorprendente es la frialdad con la que explica lo que siente, "los calambres son cada vez más persistentes" o "ahora estoy sangrando de verdad", son algunas de las expresiones usadas por Angie.
Pero la joven también mostró su angustia, "estoy asustada", "no sé cómo será ni cuánto tiempo estaré mala ni si dispondré de alguna ayuda. Querría tener conmigo una familia", dice.
Esta iniciativa ha desatado durísimas críticas y también halagos. Angie recibió apoyo, ofertas para adoptar al niño e incluso amenazas de muerte. BQM