Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo, en alerta por el brote de gripe porcina

México ha llamado a la calma e insiste en que el virus "se puede curar". Sin embargo, se ha elevado el número de posibles muertos por el brote de la gripe porcina a 103 y han revelado que 1.614 personas han tenido que ser hospitalizadas.
Por ello, las medidas de prevención en el país se están extremando. La actividad de la capital mexicana ha caído de forma notable por el cierre de restaurantes, bares, cines, museos y teatros, y la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada. Además, las autoridades recomiendan no saludar de mano o con un beso, y usar mascarilla y lavarse las manos con frecuencia.
Emergencia de salud pública en EEUU
En Estados Unidos, por su parte, el Gobierno ha declarado la "emergencia de salud publica", lo que permite a todas las administraciones, locales y estatales comenzar a prepararse para una epidemia masiva.
Con esta decisión gubernamental, han quedado liberadas millones de dosis de medicamentos antivirales que estaban custodiadas en instalaciones militares y civiles, y que ahora podrán ser distribuidas en las zonas más afectadas por el virus.
En las últimas horas, las autoridades han instado a los hospitales a buscar en sus instalaciones a pacientes con dificultades respiratorias, para averiguar si son portadores del nuevo virus mutado de la gripe porcina. "Conforme vayamos buscando más casos, vamos a encontrarnos con un amplio espectro de enfermos. Y veremos casos más severos en este país", ha explicado el director interino del Centro de Control de Enfermedades (CDC), Richard Besser.
Casos negativos en Francia
Los casos sospechosos de gripe porcina detectados en Francia han dado negativo en los análisis efectuados por el Ministerio de Sanidad, según ha informado su responsable, Roselyne Bachelot. "Por el momento, los casos que habían llamado nuestra atención se han revelado negativos, es decir, que son casos de gripe normal y no están relacionados con la gripe porcina", ha asegurado Bachelot en varias emisoras de radio.
Las autoridades francesas ya habían descartado la gripe aviar en el caso de una familia de tres miembros que había vuelto recientemente de California con síntomas gripales, lo que llevó a su hospitalización en Tourcoing, al norte del país. Otro paciente sospechoso, hospitalizado en un centro de la región parisiense, también se ha revelado negativo, ha indicado la ministra.
Bachelot ha señalado que el resto de los casos sospechosos también ha dado negativo, aunque ha pedido que se mantenga la prudencia y la vigilancia con las personas que regresen de los países afectados.
"Todas las personas que regresen de las zonas en las que hay casos comprobados, California y, sobre todo, México, si presentan problemas respiratorios, fiebre u otros síntomas, deben ponerse en contacto con los médicos", ha recordado la ministra.
Reunión urgente en la UE
Según ha anunciado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, los ministros de Sanidad de la UE se reunirán de forma extraordinaria "lo más pronto posible", seguramente esta semana, para analizar el posible impacto en Europa del brote de gripe porcina.
En estos momentos, el Ejecutivo comunitario, la Presidencia checa de turno de la UE y los estados miembros "siguen la situación muy de cerca", y para ello trabajan en cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha asegurado Barroso en un comunicado. No obstante, Barroso ha precisado que "por el momento, la alerta pública sanitaria está limitada al continente americano". EPF