Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un muro de cuatro metros de altura separa a los vecinos de los refugiados en Múnich

En un barrio de la ciudad alemana de Múnich, en el distrito residencial de Neuperlach, se ha levantado un muro que separa la zona residencial de los refugiados que se encuentran allí. Algunos vecinos se movilizaron por el ruido que estos causaban y un juez aprobó la construcción del mismo. El muro de la discordia, que ha causado una gran polémica, tiene 4 metros de altura, 100 metros de largo, medio metro de espesor y está construido con piedras y alambres. De hecho, es más alto que el Muro de Berlín. Según ha informado el medio local 'Münchner Merkur', el levantamiento se debe a la petición de siete de las 55.000 personas que viven en este barrio. La construcción finaliza en la primavera del próximo año.

Una de las principales quejas de los vecinos es que la instalación podría acoger hasta 160 refugiados menores no acompañados. "No tenemos nada en contra del centro de refugiados. La ciudad tiene que encontrar un sitio para ellos, pero los que vendrán aquí harán mucho ruido y nosotros queremos vivir tranquilos", declara uno de los vecinos según recogen medios locales.