Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los negociadores del Gobierno de Colombia llegan a Cuba para firmar la paz con las FARC antes del 23 de marzo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho este martes que los negociadores del Gobierno llegan a La Habana (Cuba) con la intención de firmar la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) antes del 23 de marzo.
Aunque ha reconocido que aún quedan temas "sensibles" y "complejos" por tratar, los negociadores del Ejecutivo "meterán el acelerador para lograr un acuerdo definitivo", ha agregado el mandatario colombiano, en unas declaraciones difundidas por la emisora Caracol Radio.
Al término de una reunión con el jefe del Equipo Negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de la Calle, y el alto comisionado de paz, Sergio Jaramillo, el presidente de Colombia ha afirmado que la delegación llegará con toda la "voluntad política" para firmar el acuerdo definitivo en el plazo establecido.
"Sabemos que los temas son sensibles y complejos, pero con voluntad política los podemos superar, y por parte del Gobierno existe esa voluntad política en forma clara y contundente", ha agregado Santos, que ha dicho haber dado "instrucciones claras" de "meterle el acelerador al proceso" para poner fin al conflicto armado.
En este contexto, Santos ha agradecido al Papa Francisco que haya destacado los esfuerzos de Colombia para lograr la paz. "El Papa ha estado siempre, siempre acompañándonos, es algo que también agradecemos de corazón", ha apostillado.
Las próximas reuniones entre los delegados del Gobierno y de las FARC tratarán sobre los temas de desarme, desmovilización y concentración de la guerrilla, así como del alto el fuego bilateral. Asimismo, los negociadores del Ejecutivo tratarán de persuadir a la guerrilla de que un referéndum es el mecanismo adecuado para refrendar los acuerdos.