Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Historias de chicos y chicas que cada día le dan una lección al mundo

Ya le gustaría a Superman tener la fuerza de Ikiya, quien lleva a cuestas a su hermano a la escuela todos los días  durante 11 kilómetros. Hasta tres días sin beber está  Esekon, que conduce los camellos de la familia sin beber ni gota.

Estos  pequeños de Turkania, en un pueblo de Kenia, sobran superhéroes porque no les queda otro remedio, buscar agua en el desierto, correr sin zapatillas de deporte, etc. 

La Fundación Pablo Hosman ha realizado este video con la intención de que más que superhéroes sean niños felices.