Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'número dos' del Partido Laborista también pide la dimisión de Corbyn

El 'número dos' del Partido Laborista británico, Tom Watson, se ha reunido este lunes con el líder de la formación, Jeremy Corbyn, y le ha instado a dimitir, tal como han hecho en los últimos días más de una decena de dirigentes de la formación, a raíz del resultado del referéndum sobre la continuidad de Reino Unido en la UE.
Watson le ha dicho a Corbyn que "ya no tiene autoridad" para seguir al frente del partido, lo que estrecha más aún el cerco sobre el líder, elegido en septiembre de 2015 después de un convulso proceso de primarias, según fuentes laboristas citadas por la BBC y 'The Guardian'. Asimismo, le ha advertido de una previsible candidatura alternativa.
Más de una decena de dirigentes laboristas han dimitido después de que una mayoría de ciudadanos británicos votase el jueves a favor de la ruptura con la Unión Europea. La mayoría de ellos lo han hecho pidiendo, a su vez, la salida de Corbyn, al que afean una tibia campaña.
"No creo que el Partido Laborista esté o vaya a estar bajo tu mando en buena forma para presentarse ante los ciudadanos en unas elecciones y pedirles que lo elijan para gobernar", ha argumentado la portavoz del partido sobre asuntos civiles, Anna Turley, una de las últimas en abandonar el barco.
Otros miembros del equipo, en cambio, han salido en defensa del actual líder. Una de sus principales aliadas, Diane Abbott, ha aclarado este lunes que no dimitirá y ha apelado a la capacidad de Corbyn para cubrir los huecos y seguir adelante.
Corbyn no ha dado muestras de momento de apartarse del cargo y, en cambio, ha tratado de suplir la mayoría de los huecos en un aparente intento por controlar la crisis interna. El líder laborista ha ascendido a varios aliados de izquierdas a puestos clave en materia de defensa o política exterior.
Fuentes laboristas citadas por medios británicos han advertido de que precisamente el ascenso de 'corbynistas' no hará sino alimentar las dimisiones dentro del sector más moderado del partido. De momento, en cualquier caso, no ha surgido ningún aspirante alternativo para sustituir a Corbyn.