Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de la oposición ugandés Kizza Besigye, trasladado a una prisión de Kampaña por "razones de salud"

El principal opositor de Uganda, Kizza Besigye, que el pasado viernes fue inculpado por traición tras su detención, dos días antes, ha sido trasladado a una prisión de la capital del país, Kampala, desde el centro penitenciario de Moroto, en el este del país.
Según el portavoz de Penitenciarías Frank Baine Mayanja, las autoridades aducen "razones de seguridad" para su traslado, que se ha llevado a cabo a petición de los médicos del opositor.
Ante los medios, Baine ha explicado que el médico de Besigye había escrito al comisario general de prisiones para presentar una petición de acercamiento del opositor para poder gestionar sus tratamientos con más facilidad.
El fiscal residente de Moroto, Gerald Amaro, también había presentado ante el Tribunal de Magistrados de la localidad, una petición para transferir al preso a la cárcel de máxima seguridad de Luzira, en los suburbios de Kampala, indicando razones de seguridad.
Amaro habría explicado, según recoge el portal de noticias UGO, que contaba con información de Inteligencia suficiente que indicaba que algunos disidentes tenían previsto perpetrar un ataque para llevarse a Besigye.
Asimismo, ha indicado que los delitos que se le imputan al opositor se cometieron entre Kampala y Wakiso, por lo que debería encontrarse en un centro cercano a los testimonios y que, como excandidato a la Presidencia, se merece estar en una prisión con mejores instalaciones, como la de Luzira.
ACUSACIONES CONTRA BESIGYE
Besigye fue detenido el pasado miércoles, después de que el opositor celebrara su propia ceremonia de investidura en la víspera de la toma de posesión oficial, rechazando así los resultados de la Comisión Electoral, que dieron la victoria al presidente, Yoweri Museveni, con más del 60 por ciento de las votos en unos comicios duramente criticados por los observadores internacionales.
La traición de Besigye podría ser sancionada hasta con pena de muerte. Tras una investigación, deberá presentarse ante los tribunales, el próximo 25 de mayo, y de mantenerse los cargos, tendrá que ser juzgado en Kampala ante el Alto Tribunal de Justicia, según explica a RFI uno de sus abogados, Maitre Byamugisha.
Si bien Besigye ya había sido inculpado por traición en 2005, los cargos fueron retirados posteriormente. Su traslado a la prisión de Moroto es significativa en tanto que los colonos británicos transferían a esta región a los defensores de la independencia durante los años 50.