Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un fiscal palestino denuncia que soldados israelíes dejaron morir desangrada a una palestina

El jefe de la Fiscalía de la región de Hebrón, en Cisjordania, Ashraf Mishal, ha denunciado que los soldados israelíes dejaron morir desangrada a la joven palestina Kilzar al Uweiwi, de 18 años, fallecida el sábado tras ser abatida por tres disparos después de apuñalar a un soldado y a un colono.
"El informe forense apunta a una hemorragia pulmonar como causa de la muerte de Kulzar y hubiera sido posible salvarle la vida si hubiera tenido tratamiento médico", ha afirmado Mishal en declaraciones a la agencia de noticias palestina Maan.
La autopsia revela además que la chica recibió tres disparos, uno en el hombro, otro en el pecho y otro que le atravesó un pulmón y la bala quedó alojada en el cuello.
El incidente ocurrió junto a la Cueva de los Patriarcas, conocida como la Mezquita de Ibrahim por los musulmanes, situada en el casco antiguo de la ciudad de Hebrón.
Al menos 161 palestinos han muerto por disparos de israelíes en los últimos cinco meses, según la versión israelí; 170 según la versión palestina. Los apuñalamientos, ataques con armas de fuego y atropellos intencionados se han cobrado la vida de 27 israelíes y de un ciudadano estadounidense en este mismo periodo.
Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU han expresado sus dudas sobre las prácticas represivas de las fuerzas de Israel e incluso se las ha llegado a acusar de ejecuciones extrajudiciales de sospechosos.