Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre del periodista británico secuestrado por el Estado Islámico pide su liberación

El padre del periodista británico secuestrado por el Estado Islámico, John Cantlie, ha pedido este viernes a sus captores que "le liberen y le dejen volver a casa", en un vídeo grabado en el hospital en el que se encuentra ingresado.
Paul Cantlie, el padre, ha reconocido que sintió un "gran alivio" cuando vio a su hijo, por primera vez en los dos años, en las imágenes difundidas por el Estado Islámico, aunque después le invadió una sensación de "desesperación e impotencia", según informa la BBC.
El periodista fue secuestrado por primera vez en julio de 2012 y logró escapar con la ayuda del Ejército Libre Sirio. A finales de ese año, Cantlie regresó a Siria y fue secuestrado de nuevo. "Estaba buscando la verdadera historia del sufrimiento de la gente de Siria", ha recordado su padre.
"John sentía una fuerte necesidad de ayudar de la mejor manera que sabía", ha señalado Paul Cantlie. "Como periodista imparcial y respetado, sabía que podía marcar la diferencia actuando como plataforma para que el mundo escuche y se entere", ha añadido.
Paul Cantlie, de 81 años, ha reconocido que no esperaba pasar así su vejez y no imagina "mayor gozo" que volver a ver a su "querido hijo" libre y en casa. "Quiero que John sepa lo orgulloso que estoy de él", ha manifestado.
"Para aquellos que tienen a John: por favor, sabed que es un buen hombre, solo buscaba ayudar al pueblo sirio y os pido por todo lo sagrado que nos ayudéis y le permitáis volver seguro a casa para aquellos a los que quiere y que le queremos", ha concluido, en una apelación directa a los milicianos del Estado Islámico.
La familia de Cantlie ha intentado ponerse en contacto con el Estado Islámico, pero no han recibido ninguna respuesta. Paul Cantlie ha asegurado que la familia está recibiendo "muchos mensajes" de apoyo.