Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos no permiten a Hollande visitar a Valérie Trierweiler en el hospital, según RTL

Los médicos impiden por el momento al presidente de Francia, François Hollande, visitar en el hospital a Valérie Trierweiler, primera dama oficial, ya que entienden que podría perjudicarle en su recuperación, según una información de la cadena RTL que cita como fuente a la propia periodista.
Trierweiler permanece ingresada desde que la revista 'Closer' sacó a la luz la supuesta relación entre Hollande y la actriz Julie Gayet. La primera dama presentaba un cuadro de agotamiento y, pese a que iba a recibir el alta el lunes, su estancia se ha prolongado por causas que no han trascendido oficialmente.
RTL ha confirmado que Hollande todavía no ha visitado a Trierweiler. Sin embargo, la periodista habría asegurado a la cadena que no se trata de un abandono sino que han sido los propios médicos los que han pedido al jefe de Estado que no visite a la que, a día de hoy, sigue siendo su pareja oficial.
El entorno de la primera dama ha informado de que el presidente ha enviado bombones y flores a Trierweiler y está al tanto de cuál es su evolución médica.
La primera dama continúa muy cansada y con la tensión baja, según informa RTL. Sin embargo, ha tachado de "falso" que sufriese una crisis de nervios cuando supuestamente Hollande le confesó la infidelidad la semana pasada.
NO ESTÁ EMBARAZADA
La actriz Julie Gayet figura en el triángulo como la supuesta amante de Hollande y, en los últimos días, su vida tanto presente como pasada ha sido objeto de numerosos rumores. Oficialmente, tan sólo ha trascendido que ha presentado una denuncia a la revista 'Closer' por la publicación de las polémicas fotografías.
La actriz ha roto su silencio este jueves en declaraciones a la emisora Europe1 para desmentir que estuviese embarazada, un rumor que había comenzado a circular por Internet a raíz de la información de un bloguero.
Hollande, entretanto, guarda silencio. El pasado martes aseguró en rueda de prensa que "los asuntos privados se tratan en privado" y se negó a responder a la pregunta de si Trierweiler seguía siendo la primera dama de Francia. El presidente avanzó que aclararía todo antes de viajar a Estados Unidos el 11 de febrero.