Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi 150 personas han muerto en el campo de refugiados sirio de Yarmuk por desnutrición y falta de atención

Casi 150 refugiados han muerto en los campamentos sirios de Yarmuk desde junio de 2003 por falta de cuidados médicos y desnutrición, según un informe de la Fuerza de Trabajo para los Palestinos en Siria recogido por la agencias de noticias palestina Maan.
En total, el grupo cifra los fallecidos en 142, todos ellos identificados. El último, Rushi al Madani, murió ayer "de hambre y deshidratación" motivados por la ausencia de ayuda humanitaria, bloqueada por los enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas militares sirias.
Para paliar los efectos de los enfrentamientos, se ha permitido en las últimas 24 horas la entrega de 500 paquetes de alimentos en el campamento, según la organización.
Los residentes de Yarmuk se encuentran prácticamente aislados ya que una de sus vías de escape, el vecino distrito de Jan al Sheij, fue bombardeado ayer viernes y su zona oeste ha quedado reducida a escombros.
También corren peligro los residentes del campo de refugiados de Dará, escenario estos días de renovados combates que "han restringido la libertad de movimiento de los refugiados", de acuerdo con la organización.