Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pescadores de Los Lagos rechazan la propuesta del Gobierno y continúan sus protestas

Los pescadores de la región china de Los Lagos han rechazado este jueves la propuesta del Gobierno de triplicar el bono de compensación familiar por la marea roja y han continuado con sus protestas.
El Gobierno ofreció triplicar el bono hasta los 300.000 pesos chilenos (cerca de 390 euros) durante los próximos dos meses, si bien luego sería reducido, lo que fue aceptado por los representantes de los pescadores, aunque el acuerdo fue posteriormente rechazado por las bases, según ha informado el diario local 'La Tercera'.
Antes de la reunión, que se ha extendido durante nueve horas, los representantes de los trabajadores reclamaron que el bono fuera como mínimo triplicado, después de dos días de manifestaciones contra las compensaciones del Gobierno.
Por su parte, el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, ha sostenido que el planteamiento formulado "va en línea con la intención del Gobierno de apoyar a los pescadores de Chiloé, afectados por la marea roja".
"La propuesta que hemos realizado es por un aporte de 300.000 pesos durante los meses de abril y mayo, de 150.000 pesos (cerca de 195 euros) por el período de tres meses en caso que se mantenga la situación de la marea roja", ha agregado.
Pablo Oyarzo, portavoz de la mesa de negociación de los pescadores, ha afirmado que durante las reuniones no se firmó ningún documento, agregando que las conversaciones han sido aplazadas hasta este viernes.
Las protestas han continuado por cuarto día consecutivo en la región, que sufre una marea roja que ha llevado a las autoridades a decretar la alerta, suspendiendo los trabajos de los pescadores ante el peligro de que la pesca esté envenenada por las algas.