Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni pizzas ni hamburguesas para los soldados de EEUU en Afganistán

Un soldado americano destinado en Afganistán prepara unas hamburguesas. Foto: APtelecinco.es
Los puestos de comida rápida en las grandes bases americanas de Afganistán parecen tener los días contados. Pocos confían en que se les renueven las licencias para operar allí después de que altos mandos del Ejército de EEUU hayan asegurado que los sumnistros que necesitan estos negocios quitan espacio en los convoyes para transportar suministros esenciales para la misión militar.
Base aérea de "Boardwalk" en Kandahar en Afganistán, el lugar por donde pasan 25.000 soldados estadounidenses y contratistas. Un kilómetro cuadrado donde se pueden encontrar negocios de comida rápida, cafés, canchas de baloncesto y puestos de masajes. Negocios destinados al entretenimiento de los marines.
Pues bien, parece que al alto mando no lo ve con buenos ojos y quiere cerrar estos locales alegando que "Boardwalk" es un lugar de guerra no un parque de atracciones. Aseguran que "suministrar lujos en las grandes bases como Bagram y Kandahar hace que sea más duro conseguir objetivos esenciales en la lucha en los puestos fronterizos, donde las tropas que están luchando cada día necesitan conseguir de nuevo munición, comida y agua".
Para llevar el suministro a esos negocios se necesita espacio en los convoys, un espacio que hace que se reduzca el necesario para suministros imprescindibles para la misión militar.
Algunos de los soldados consultados se han mostrado molestos. Aseguran que el cierre "bajará la moral de los soldados".    LA