Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una placa con dos nombres

Lleva 27 años patrullando con la misma placa pero con diferente nombre. Desde 2006 lo hace como la sargento Julia Oliver. Hasta entonces la 'J' de su placa era Jack. El agente tuvo que convencer que su cambio de sexo no era un "capricho pasajero".
Convenció a sus superiores enseñándoles un autoretrato de cuando era adolescente. Por aquel entonces ya se veía como una mujer aunque su cuerpo era el de un hombre.
Para acabar con esta discrepancia sexual Jack viajó a Tailandia donde se sometió a una operación de cambio de sexo.
La vuelta a Texas convertida en la agente Julia no fue fácil. "" confiesa la agente. He perdido la mayor parte de mi familia, uno de mis hijos no ha vuelto a hablarme
Julia está orgullosa de tener el respeto de la mayoría de sus vecinos y compañeros. El próximo Festival Gay de Texas le homenajeará. Es la primera vez que este honor recae en un policía.