Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una huelga de la policía del aeropuerto de Bruselas amenaza con bloquear su reapertura

La Policía del aeropuerto de Zaventem-Bruselas ha decidido activar de nuevo la convocatoria de huelga que había lanzado antes de los atentados perpetrados el martes pasado en la capital belga, lo que podría bloquear la reanudación de los vuelos de pasajeros después de que las autoridades aeroportuarias hayan informado de que el aeródromo está preparado para ello, según informan varios medios locales.
La principal reivindicación de los sindicatos policiales es garantizar que se realicen controles sistemáticos de todos los pasajeros y de sus equipajes a la entrada de la terminal de registro, según ha publicado la agencia Belga, que además asegura, citando a fuentes sindicales, que las negociaciones entre la policía y el aeropuerto están rotas.
Así, esta agencia de noticias asegura que los policías no retomarán su trabajo y que por tanto, la reapertura parcial del aeropuerto de Zaventem, que permanece cerrado desde el día de los atentados, no será posible.
La cadena de televisión pública RTBF ha explicado que la huelga fue notificada al Ministerio del Interior belga el viernes 18 de marzo. "Los tristes sucesos del día 22 de marzo demuestran que nuestras preocupaciones están justificadas. Exigimos más medidas de seguridad y más personal", han reclamado los sindicatos, según cita la cadena.
Además de los controles sistemáticos antes de entrar a la terminal de salidas, los sindicatos policiales demandan que no se permita a ningún vehículo permanecer en un radio inferior de cien metros de la terminal temporal de embarque.
Precisamente el aeropuerto ha comunicado hoy que está "operativamente preparado" para reanudar de forma parcial los vuelos de pasajeros, una vez los servicios públicos de incendios y la Autoridad Belga de Aviación Civil han dado su visto bueno tras el test realizado el martes a las infraestructuras temporales.
Sin embargo, las autoridades aeroportuarias no han detallado la fecha concreta en la que podrán reiniciarse los vuelos, puesto que todavía es necesario un aprobación formal. En cualquier caso, han señalado que permanecerá cerrado al menos hasta la tarde de este viernes.
Además, han estimado que la infraestructura temporal permitiría recibir a unos 800 pasajeros para despegues por hora, lo que supone un total de 2,5 millones al año y un 20% de su capacidad habitual.