Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcha atrás en la anulación del juicio político contra Rousseff

El presidente de la Cámara de Diputados frena el juicio políticoREUTERS

El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, ha decidido dar marcha atrás en su decisión de anular la votación a favor del 'impeachment' (juicio político) contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, según ha informado el diario 'O Globo'.

"Revoco la decisión adoptada por mí el 9 de mayo de 2016 por medio de la cual fueron anuladas las sesiones del plenario de la Cámara de Diputados celebradas los días 15, 16 y 17 de abril de 2016, en las que se decidió sobre la denuncia por el delito de responsabilidad número 1/2015", ha anunciado en un comunicado el presidente interino de la Cámara Baja brasileña.
Según el rotativo brasileño, Maranhao ha tomado la decisión a última hora de este lunes después de que su propio partido, el PP, le amenazara con la expulsión por haber anulado las sesiones parlamentarias que aprobaron el proceso de destitución política contra Rousseff.
El lunes por la mañana, Maranhao informó de que había decidido "acoger en parte" la petición del abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, que reclama la nulidad de las sesiones celebradas el 15, 16 y 17 de abril en la Cámara de Diputados, en las que se votó a favor del 'impeachment'.
"He desechado la argumentación de nulidad hecha en relación con los motivos presentados por los diputados en el momento de la votación, por entender que no existieron vicios en sus declaraciones", explicó. "He acogido las demás argumentaciones por entender que efectivamente hubo vicios que convierten en nulas de pleno derecho las sesiones en cuestión", aseguró. Su decisión inicial se basó en que los diputados revelaron el sentido de su voto antes de conocer el alegato de Cardozo a favor de Rousseff y que apenas le dejaron hablar, lo que vulneraría el derecho a la defensa.
Tras anular las sesiones parlamentarias que permitieron aprobar el 'impeachment' en la Cámara Baja, el presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, rechazó la orden de Maranhão de devolver el proceso contra Rousseff a su cámara.