Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente ofrece una nueva amnistía a los miembros de Al Shabaab que denuncien a la organización

El presidente de Somalia, Hasán Sheij Mohamud, ha anunciado este martes una nueva amnistía a los miembros de la milicia islamista Al Shabaab que denuncien a la organización, según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.
El mandatario ha detallado que la amnistía estará vigente desde el 1 de noviembre hasta el 31 de diciembre con el objetivo de que "los jóvenes a los que se les ha lavado el cerebro" denuncien a la formación, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda.
Previamente, un total de 700 milicianos han recibido el perdón de las autoridades tras abandonar las armas y denunciar las prácticas del grupo, en un periodo de 45 días que se extendió hasta el 25 de octubre.
Las palabras de Mohamud han llegado poco después de realizar una visita histórica a la localidad costera de Barawe, de la que fueron expulsados hace unos días los milicianos de Al Shabaab, en el primer viaje de un mandatario del país a la ciudad en los últimos 23 años.
Las Fuerzas Armadas de Somalia y las tropas de la misión de la Unión Africana se desplegaron el 6 de octubre dentro de Barawe, un estratégico puerto del sur de Somalia utilizado por los milicianos de Al Shabaab para trasladar armas y obtener dinero con las exportaciones de carbón.
Además de por la entrada de armas, el puerto de Barawe ha tenido gran importancia para Al Shabaab porque le permitía obtener financiación con las exportaciones de carbón.
A pesar de los avances militares frente al grupo terrorista islamista, varios diplomáticos han alertado de que algunas de las localidades recuperadas por las tropas africanas se han convertido de hecho en "pueblos fantasmas" porque Al Shabaab ha cortado las rutas de suministro, lo que ha llevado a que sus habitantes los abandonen. Mandos de las Fuerzas Armadas de Somalia y de AMISOM han asegurado que están intentando evitar que se repitan estas situaciones.