Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente libio aboga por la creación de un gobierno de reconciliación nacional

El presidente del Congreso Nacional libio, Mohamed Magarief, ha abogado este martes por la creación de un gobierno de reconciliación nacional en un llamamiento a la unidad en sus primeras declaraciones públicas tras ser nombrado al frente del país, según ha informado el diario libio 'The Tripoli Post'.
"Cómo se consiga ese balance está por verse, pero se pondrá como requisito que exista una mayoría de dos tercios para decisiones clave para el país en el Parlamento", ha dicho. Asimismo, ha subrayado que no permitirá que la rivalidad existente entre las diferentes regiones del país afecte al progreso de la nación.
Por otra parte, ha manifestado que, pese a que las empresas internacionales están tardando a la hora de volver a invertir en el país, uno de los objetivos del Gobierno será conseguirlo, ya que "la economía lo necesita". En cualquier caso, ha apuntado que el retorno de las empresas "no debe lograrse a expensas de otros principios y asuntos".
Magarief fue electo como presidente del Congreso Nacional apenas un día después de que el Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT) traspasara sus poderes al organismo, en un acto que supuso la primera transición pacífica de poder en el país en su historia moderna.
Ahora, Magarief deberá elegir un Gobierno que esté en el poder hasta la celebración de elecciones parlamentarias en 2013 tras la aprobación de la nueva Constitución del país. A pesar de que la Declaración Constitucional del 3 de agosto de 2011 estipula el nombramiento del presidente del Congreso Nacional y le hace responsable del nombramiento de un nuevo Gobierno, no hace mención al tipo de Ejecutivo que deberá ser formado ni a la relación del mismo con el Congreso Nacional.
En las elecciones legislativas se hizo con la victoria la Alianza de Fuerzas Nacionales (NFA), el partido político del ex primer ministro Mahmoud Jibril con 39 escaños, por delante del Partido Justicia y Construcción, que se hizo con 17. Por detrás quedaron el Partido Frente Nacional con tres legisladores y el Partido Unión para la Patria, la Concentración Wadi al Hayat y la Corriente Central Nacional, con dos cada uno. Además, hay un total de quince formaciones con un solo escaño.
En cualquier caso, alrededor de 120 escaños están en manos de candidatos independientes. Las decisiones de mayor calado necesitarán la aprobación de dos tercios de la Cámara, por lo que el la NFA y el PJC están intentando conseguir respaldos suficientes para sacar adelante sus programas.