Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto desvío de 10 millones de euros centra una nueva fase de la operación 'Lava Jato'

Las autoridades de Brasil han lanzado este martes una nueva fase de la operación 'Lava Jato' sobre la presunta corrupción en torno al gigante Petrobras, en esta ocasión centrada en el presunto desvío de 40 millones de reales (10,1 millones de euros) mediante el amaño de contratos.
Los empresarios Eduardo Aparecido de Meira y Flávio Henrique Macedo, socios de una empresa constructora, han sido detenidos en el marco de esta operación. Además, se han ordenado el interrogatorio de otras nueve personas y 28 registros, según la información de la Fiscalía recogida por la Agencia Brasil.
En las nuevas pesquisas ha vuelto a salir el nombre de José Dirceu, antiguo jefe de Gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva y condenado la semana pasada a más de 23 años de cárcel por cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal. El Ministerio Público sospecha ahora que recibió 1,7 millones de reales en sobornos.
Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos meses han desvelado una red en la que empresas de construcción e ingeniería conspiraron para emitir cargos excesivos a Petrobras para luego desviar los fondos sobrantes, en la mayor parte de los casos destinados a sobornos.