Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primogénito de Obiang diregirá la campaña para el referéndum de reforma constitucional

El primogénito y previsible sucesor del presidente Teodoro Obiang Nguema, Teodoro Nguema Obiang Mangué, ha sumado una nueva responsabilidad política en su país después de que su propio padre le nombrara el pasado 20 octubre director de la campaña para el referéndum de la reforma constitucional del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE).
El pasado 20 de octubre, Obiang --en su doble condición de "fundador del partido y presidente de la nación"-- firmó una resolución del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial por la cual se nombra al "hermano militante" Teodoro Nguema Obiang Mangué (popularmente conocido como 'Teodorín') "director nacional de la campaña para la reforma del referéndum constitucional", según informó este lunes la Oficina de Información del Gobierno de Malabo.
El nombramiento se explica por la necesidad de "establecer la participación activa y efectiva de los órganos, estructuras y militantes del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial en tan señalada consulta popular" y, por tanto, de "la conveniencia de construir la dirección nacional de campaña del partido concerniente a dicha actividad política del Estado".
'Teodorín' deberá compatibilizar este cargo con el de ministro de Agricultura y Bosques y el de delegado permanente adjunto de su país ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
Asimismo, desde julio de 2010, el primogénito de Obiang forma parte de la vicepresidencia del PDGE y es el presidente de las juventudes del partido, pese a haber cumplido ya los 40 años de edad. Aparte, fue ascendido al rango de teniente coronel del Ejército por su propio padre en octubre de 2010.
DENUNCIAS
A principios de octubre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos soloicitó oficialmente a un tribunal de California que aclarara la procedencia de ciertas propiedades del ministro Teodoro Nguema Obiang Mangue valoradas en más de 70 millones de dólares (más de 50 millones de euros).
Esta nueva investigación sobre las cuentas de 'Teodorín' sucedía a la iniciada en 2007 por el propio Departamento de Justicia norteamericano por "conducta supuestamente criminal", concretamente por la presunta transferencia ilegal de fondos y por presunto blanqueo de capitales procedentes de la extorsión, los sobornos y el desvío de fondos públicos.
Aparte, el hijo de Obiang ya se enfrenta a otras investigaciones en Francia y España por el presunto desvío de millones de dólares procedentes del erario público para adquirir propiedades en ambos países (en el caso español, en las Islas Canarias).
El pasado mes de marzo, el Gobierno de Guinea Ecuatorial aseguró que las leyes guineanas no prohíben a "las personalidades públicas ejercer actividades lucrativas a nivel privado" y precisó que, "además de su sueldo como miembro del Gobierno, Su Excelencia Nguema Obiang Mangue posee diferentes empresas de su propiedad".
A finales de 2006, Teodoro Nguema Obiang admitió ante un tribunal sudafricano --en una declaración jurada sellada por el Ministerio de Justicia y Culto de Guinea Ecuatorial-- que "a los ministros y funcionarios ecuatoguineanos se les permite por ley tener empresas que, en consorcio con una compañía extranjera, puedan optar a contratos gubernamentales", razón por la cual "el ministro acaba ingresando una parte importante del dinero procedente del contrato en su propia cuenta corriente".
Desde su cartera de Agricultura y Bosques, 'Teodorín' controla la industria de la madera, el segundo producto más importante de exportación de Guinea Ecuatorial, después del petróleo. En diciembre de 2009, la prestigiosa organización no gubernamental internacional Global Witness aseguró que 'Teodorín' había instituido "un 'impuesto revolucionario' por la madera" cuyos beneficios "le llegan directamente a él, ya sea en dinero o mediante cheques a través de la empresa forestal de su propiedad".