Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No queremos que nos atiendan los negros"

Uno de los restaurantes del Ritz-Carlton Naples.telecinco.es
Este particular caso se juzga ahora en los tribunales de Florida. La familia hizo la solicitud al registrarse en el hotel de lujo y quedó registrada en el ordenador. Según informa el diario Daily Mail, un camarero negro fue detenido después de servirle.
Wadner Tranchant, nacido en Haití, afirma que fue alejado de servicio de la familia durante su estancia en el hotel para evitar problemas con ellos.
El abogado del camarero, Michael McDonnell, afirma que "a mi cliente le impidieron atender a esta pareja por ser negro", explica en el diario británico. De acuerdo con los documentos presentados en contra del hotel, los gerentes han violado el Acta de Derechos Civiles al impedir a Tranchant que atendiera a la pareja.
Ni gente de color ni con acento extranjero
Sus abogados dicen que alrededor del 28 de febrero, la familia Morgan llegó en calidad de invitados y especificaron su preferencia de no ser servidos por "gente de color" o con "acento extranjero. Además, la nota que quedó reflejada en el sistema informático del hotel advertía de que la familia tenía "muchos prejuicios".
El abogado del camarero afirma que nueve miembros del hotel han reconocido que se les advirtió de que la familia británica no quería ser atendida por ninguna persona negra o con acento extranjero.
"Humillado y avergonzado"
Durante una de las noches que la familia británica estuvo en el hotel, Wadner Tranchant se dispuso a atender a la pareja en uno de los restaurantes del complejo pero fue transferido a otras tareas.
El camarero, que ha trabajado en el hotel durante 15 años, afirma que se quedó "humillado y avergonzado". En la demanda su abogado afirma que el camarero se ofendió tanto que ha tenido que buscar ayuda médica y psicológica.
Desde el hotel no han querido hacer ningún tipo de comentario al respecto. BQM