Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La región semiautónoma de Puntlandia corta sus lazos con el Gobierno central

La región semiautónoma somalí de Puntlandia ha cortado este martes sus lazos con el Gobierno central tras filtrarse un plan sobre la creación de un nuevo estado federal en el centro del país que incluiría parte de la región, El mes pasado, el Gobierno central y representantes de las regiones de Galgudud y Mudug (centro) firmaron un documento que recogía que los líderes de ambas trabajarían para crear una nueva administración.
La región semiautónoma somalí de Puntlandia ha cortado este martes sus lazos con el Gobierno central tras filtrarse un plan sobre la creación de un nuevo estado federal en el centro del país que incluiría parte de la región,
El mes pasado, el Gobierno central y representantes de las regiones de Galgudud y Mudug (centro) firmaron un documento que recogía que los líderes de ambas trabajarían para crear una nueva administración.
El representante especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para Somalia, Nicholas Kay, aplaudió la decisión, pero advirtió de los desafíos que tendrían por delante los líderes de ambas regiones.
La Constitución somalí permite que dos o más regiones se unan para formar un estado federal. Mientras que Galgudud está completamente en territorio somalí, Mudug está dividida en dos, con una parte controlada por Puntlandia y la otra por autoridades locales leales a Mogadiscio.
En este sentido, el político Mohamed Alí Hashi, de Puntlandia, ha recordado que Mudug fue dividido tras los enfrentamientos tribales registrados hace 20 años, y ha advertido que recombinar las regiones no será una tarea fácil.
"Los habitantes han de ser consultados, el gobierno regional de Puntlandia ha de ser consultado. Si todos están de acuerdo, no hay problema. Si no es así, no se les puede forzar, por lo que creo que se trata de un error", ha dicho, en declaraciones a la emisora estadounidense Voice of America.
Por contra, Alihashi Mohamed Sahal, un político que apoya la creación del nuevo estado, ha dicho que los residentes y líderes de las dos regiones implicadas han de decidir qué tipo de administración quieren. "Si Mudug quiere ser parte de Puntlandia o de la nueva administración ha de poder hacerlo sin que haya combates entre ellos", ha zanjado.