Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El segundo policía relacionado con la muerte del joven negro Freddie Gray en Baltimore, declarado no culpable

El policía estadounidense Edward M. Nero, segundo agente en enfrentarse a un juicio por la muerte de Freddie Gray, un joven afroamericano que murió en extrañas circunstancias mientras estaba bajo custodia policial en abril de 2015 y cuya muerte provocó una oleada de manifestaciones en la ciudad, ha sido declarado no culpable.
La absolución, que ha sido firmada por el juez Barry G. Williams, ha sido anunciada este lunes y es el primer veredicto que se emite en el 'caso Grey', tal y como ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'. Se trata del segundo juicio que se celebra en relación a este caso, aunque el primero acabó en desacuerdo.
Nero es uno de los seis agentes de Baltimore imputados en el caso de Gray, de 25 años. Su muerte generó una oleada de manifestaciones en la ciudad y generó un mayor escrutinio sobre las muertes de jóvenes negros a manos de las fuerzas del orden estadounidense.
El abogado de Nero, Marc Zeyron, ha asegurado que la "pesadilla" del agente, su esposa y el resto de su familia ya ha llegado a su fin, y ha insistido en que ni él ni el resto de agentes imputados habían "hecho nada malo", por lo que ha instado a abandonar el resto de cargos.
Tras conocerse el veredicto, un grupo de manifestantes se ha concentrado en las inmediaciones del juzgado para protestar, con lemas como "Sin justicia no hay paz", aunque la situación está relativamente calmada.
La responsable de la Asociación Nacional por el Progreso de la Gente de Color de Baltimore, Tessa Hill-Aston, se ha mostrado decepcionada con el fallo. "No es un buen día", ha dicho ante la prensa.
"Freddie estaba bien hasta que le detuvieron, y no tenían razones para detenerlo", ha añadido, antes de asegurar que se espera una reacción "emocional" por parte de los residentes de muchas ciudades.
CASO GRAY
Gray murió el 19 de abril tras sufrir una lesión en la médula mientras estaba bajo custodia policial. La alcaldesa, que pidió entonces respuestas por este caso, lamentó que algunos agitadores hubieran perturbado las marchas pacíficas que se celebraron después de la muerte del joven.
"Estoy profundamente decepcionada de ver la violencia que se ha registrado en nuestra ciudad esta noche", dijo sobre las protestas.
El comisario de Policía Anthony Batts había dicho que los agentes repetidamente no ofrecieron a Gray la asistencia médica que necesitaba y desatendieron otras normas.