Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El responsable del Templo del Tigre suspende su rueda de prensa por un supuesto "ataque al corazón"

El responsable del polémico Templo del Tigre de Kanchanaburi (Tailandia), Phra Wisutthi Sarathera, conocido como 'Luang Ta Chan', que tenía previsto ofrecer este jueves una rueda de prensa para explicar su versión de los hechos en torno a los recientes acontecimientos, ha cancelado su rueda de prensa debido a un supuesto "ataque al corazón".
Tras la operación de traslado de cerca de 150 tigres del templo a varios centros de fauna salvaje, las autoridades hallaron en las instalaciones del centro numerosas crías de tigre muertas en un congelador, además de varias pieles de animales y amuletos escondidos, y otras especies protegidas.
La Policía está investigando el templo por su supuesta vinculación con el tráfico de especies salvajes y con el mercado negro. En este contexto, 'Luang Ta Chan', que durante varios días tras salir a la luz el caso permaneció desaparecido, anunció que este jueves daría una rueda de prensa para dar su versión de la historia.
Sin embargo, el abad la ha cancelado, tal y como anunció su abogado, Saiyut Pengbunchu, aunque después se le ha visto en público, tal y como ha asegurado el diario 'Nation'.
El Departamento de Conservación de Flora, Fauna y Parques Nacionales (DNP) ha insistido en que tiene suficientes pruebas contra 'Luang Ta Chan', pero Siri Wangbunkerd, seguidor del templo y exdiputado de Bangkok se ha dirigido a la prensa en nombre del abad para negar las acusaciones que pesan contra él y su centro.
"El abad no sabía nada sobre los productos animales ni de los restos de crías de tigres. Esos productos se han fabricado en secreto por personal del templo que traficaba con los tigres muertos a espaldas del abad", ha asegurado Siri.
"La persona involucrada decidió esconder esos artículos en la habitación del abad porque pensó que las autoridades nunca buscarían en ella, y como resultado, ahora parece que es el propio abad el que está involucrado en el caso", ha añadido.
Asimismo, Siri ha explicado que los tigres que fueron hallados en jarras tenían propósitos científicos y de investigación y que se iban a exponer en el museo del templo. "No estaban a la venta", ha apuntado.
El DNP ha instado además a que los investigadores a rastrear el origen de los ingresos del templo, que se estiman en unos 100 millones de bath tailandeses, unos 2,5 millones de euros anuales.