Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario general de la OEA apela a la "decencia" de Maduro para que no sea "un dictadorzuelo más"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha respondido este miércoles a las "mentiras" del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y ha apelado a su "decencia" para pedirle que facilite la celebración del referéndum revocatorio y no sea "un dictadorzuelo más".
Almagro ha aclarado en una carta pública que no es agente de la CIA ni un "traidor", que su conciencia "está limpia" a pesar de las críticas pronunciadas de forma recurrente a Maduro. El presidente venezolano acusa a la OEA y a su actual dirigente de servir a los intereses del "imperio", como describe a Estados Unidos.
"No soy traidor (...), pero tú sí lo eres, presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", ha añadido.
En este sentido, ha apelado a la liberación de los "presos políticos" y al reconocimiento del "legítimo poder" de la Asamblea Nacional venezolana, controlada actualmente por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Almagro ha instado a Maduro a "devolver al pueblo la decisión sobre su futuro".
"Que nadie cometa el desatino de dar un golpe de Estado en tu contra, pero tú tampoco lo des. Es tu deber", ha proseguido el secretario general de la OEA, que se ha referido expresamente a la iniciativa del referéndum revocatorio. Según Almagro, Maduro tiene "un imperativo de decencia pública" que le obliga en este caso, ya que de lo contrario sería "un dictadorzuelo más".
"ESCORIA IMPERIAL"
La ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha respondido a las palabras de Almagro tachándolo de "escoria imperial" y recriminándole que "destila odio contra Venezuela y sus autoridades legítimas".
"La palabra pueblo no cabe en su boca, que solo repite libretos que le dictan sus amos imperiales. ¡Usted jamás dará órdenes a Venezuela!", ha advertido la jefa de la diplomacia venezolana. "Ante su indignidad y falta de coraje solo le queda cobijarse genuflexamente en las botas bélicas de su dueño estadounidense", ha añadido.