Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo secretario general de la OTAN: "No hay contradicción entre una OTAN fuerte y una relación con Rusia"

El nuevo secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha asegurado este miércoles que no hay "contradicción" entre una OTAN "fuerte" y una relación "constructiva" con Rusia, país al que ha exigido "cambios en sus acciones" en la crisis ucraniana, para demostrar que cumple con sus obligaciones internacionales.
"No veo contradicción entre una OTAN fuerte y nuestro continuado esfuerzo para construir una relación constructiva con Rusia. Justo lo contrario", ha declarado Stoltenberg, en su primera comparecencia ante la prensa tras asumir los mandos de la Alianza Atlántica.
El exprimer ministro noruego ha celebrado el alto el fuego pactado entre Moscú y Kiev por las "oportunidades" que ofrece, pero ha lamentado que Rusia mantenga su "capacidad para desestabilizar" y vulnere el Derecho internacional.
Por ello, Stoltenberg ha reclamado "cambios claros" en el comportamiento y en las acciones de Moscú, con el fin de que demuestre que cumple con el Derecho internacional y que asume sus "obligaciones y responsabilidades internacionales".
En este sentido, Stoltenberg ha asegurado que la OTAN "no busca la confrontación" con Rusia, si bien ha advertido de que los aliados "no pueden comprometer y no lo harán los principios sobre los que reposa la Alianza y la seguridad de Europa y Norteamérica".
Así, ha expresado el "apoyo total" a una Ucrania soberana, estable e independiente y ha subrayado el derecho de toda nación europea "a decidir libremente su propio camino".
En cuanto a la posibilidad de que Moscú solicite una reunión del Consejo OTAN-Rusia, el secretario general aliado ha indicado que no ha habido "peticiones concretas" al respecto, pero que si se produce tal propuesta se considerará con la "mente abierta".
Además ha recordado que este consejo se ha reunido en dos ocasiones desde que se inició la crisis de Ucrania, momento en que se decidió suspender la cooperación práctica entre las partes, pero mantener la opción de contactos a nivel político.
El nuevo líder político de la Alianza ha abordado otras crisis que preocupan a la OTAN como es el avance del grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria, del que ha dicho que es responsable de "horribles atrocidades", por lo que hay que "celebrar" las acciones llevadas a cabo por Estados Unidos y otros miembros de la OTAN, junto a países de la región, para luchar contra los terroristas.
Por otro lado, Stoltenberg ha anunciado que uno de sus primeros viajes será a Turquía, país al que ha dicho que la OTAN está preparada para defender si fuera necesario: "Es válido para todos los aliados y una idea fundamental de la OTAN, protegeremos a cualquier aliado de cualquier ataque, y así lo haremos con Turquía".
En su primera comparecencia ante la prensa, el secretario general de la Alianza ha aprovechado para destacar que será su prioridad "mantener una OTAN fuerte", tanto en el plano militar como en el político, y contribuir a la estabilidad de los aliados.
También ha recordado que la OTAN prepara su fuerza de reacción rápida, por la que habrá tropas listas para ser desplegadas "en días" y se mostrará que la Alianza está preparada para detener "cualquier agresión". Se espera que el "diseño, composición y tamaño" de esta fuerza lo acuerden los ministros de Defensa de la OTAN en su reunión de febrero de 2015.