Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de seguridad confiscan cien tanques y 30 lanzagranadas a una milicia leal a Muamar Gadafi

Las fuerzas de seguridad de Libia han confiscado esta semana cien tanques y 30 lanzagranadas a una milicia leal al exlíder libio Muamar Gadafi, según ha informado el portavoz del Ministerio de Interior del país, Abdelmonem al Hur.
Al Hur ha dicho que tras una redada llevada a cabo el miércoles en un campamento ocupado por militantes leales a Gadafi --la Brigada de los Fieles-- en la localidad de Tarhuna, encontraron un gran arsenal.
En la operación fueron también detenidos varios guerrilleros, aunque no ha indicado cuántos. Asimismo, ha agregado que en la operación falleció una persona y varias más resultaron heridas, según ha informado el diario libio 'The Tripoli Post'.
El Gobierno ha acusado formalmente a militantes 'gadafistas' del triple atentado con coches bomba que tenían como objetivo las sedes del Ministerio de Interior y de la Seguridad Nacional en la capital libia, que dejó un balance de dos muertos y tres heridos. El lunes, las autoridades anunciaron el arresto de 32 'gadafistas' en el marco de las investigaciones en torno al ataque.
La primera de las explosiones se produjo en las inmediaciones del Ministerio de Interior, sin que se registraran víctimas mortales. A su llegada, la Policía localizó otro coche bomba que no ha llegado a explotar.
La segunda y la tercera de las explosiones se produjeron en los alrededores de una antigua academia policial para mujeres, que el Ministerio de Defensa utiliza actualmente como centro de detenciones y de interrogatorios. Dos personas de entre 20 y 30 años fallecieron a causa de las dos últimas explosiones, mientras que otras tres resultaron heridas.
Esta fue la primera vez que un atentado perpetrado en Libia se salda con víctimas mortales desde la caída del Gobierno de Gadafi, el 20 de octubre de 2011. En las últimas semanas, el país árabe ha sufrido una ola de violencia, que se vive con especial intensidad en su mitad oriental.
En los días posteriores a los ataques, las fuerzas de seguridad han localizado y desactivado varios artefactos explosivos y coches bomba en la capital, lo que ha aumentado los temores de que los responsables de los ataques estén intentando ejecutar nuevos atentados en Trípoli.