Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de seguridad afganas matan a 40 milicianos de Estado Islámico en la provincia de Nangarhar

Las fueras de seguridad de Afganistán han matado a 40 milicianos del grupo terrorista Estado Islámico y han herido al menos a otros 44 durante una ofensiva contra los terroristas en la provincia de Nangarhar, en el este del país, según ha publicado la agencia de noticias afgana Kjaama.
El Ministerio de Defensa ha comunicado este miércoles que las operaciones militares llevadas a cabo en el distrito de Kot, en Nangarhar, han provocado la retirada de los milicianos de las localidades de Bandok, Jajal Ghondi, Sepa Ghondi, Bahadur Baba y las áreas colindantes.
Las fuerzas de seguridad han destruido varias bases del grupo terrorista y han logrado la retirada de los milicianos de la zona sin producir daño alguno a los residentes, según ha informado el Ministerio de Defensa en un comunicado.
El Ejército de Afganistán, junto a las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, ha puesto en marcha varias operaciones militares contra el grupo terrorista en la provincia de Nangarhar en un intento de frenar la actividad de los milicianos, que han atacado recientemente varios puestos de control policiales.
El aumento de las ofensivas contra los milicianos busca frustrar la intención de Estado Islámico, que trata de coordinar sus operaciones en Afganistán con las de sus bases en Irak y Siria, de extender su influencia en el país.