Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 300 soldados turcos han fallecido en los operativos contra el PKK, según Erdogan

El número de efectivos del Ejército turco que han muerto en los diferentes operativos que Ankara ha llevado a cabo contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste del país ha sido de más de 300, según ha indicado el presidente, Recep Tayyip Erdogan. No obstante, la cifra de muertos entre las filas del PKK, ha añadido, es diez veces esta.
"Desde julio, el número de mártires en todo el país durante la lucha contra el terrorismo ha superado los 300", ha afirmado, en declaraciones recogidas por el diario turco 'Hurriyet'. "Por supuesto, las pérdidas entre los terroristas dentro y fuera del país ha sido al menos diez veces más", ha añadido, antes de indicar que no se impondrán los que quieren dividir el país.
Precisamente este jueves los aviones turcos de combate han alcanzado varios objetivos del PKK en el norte de Irak, acabando con la vida de 24 combatientes en el sureste de Turquía. El mismo día, tres soldados turcos murieron en un ataque con un coche bomba en Diyarbakir, según anunció el jefe del Estado Mayor.
Al parecer, combatientes del PKK atacaron el puesto de la gendarmería de Mermer, en la carretera de Diyarbakir a Lice en torno a las 9.10 de la noche detonando un vehículo cargado de explosivos, hiriendo a 24 agentes y matando a tres de ellos.
En el distrito Silvan de la provincia de Diyarbakir se ha declarado este viernes toque de queda, en al menos 18 barrios y localidades, que arranca desde las 11 de la mañana hasta nueva orden, según el gobernador del distrito, Murat Kutuk. Según la Fundación de Derechos Humanos de Turquía, es el séptimo toque de queda que se impone en Silvan desde agosto de 2015. El más largo hasta el momento duró desde el 3 hasta el 14 de noviembre del año pasado.
Turquía ha sido escenario, recientemente, de importantes episodios de violencia después de que se rompiera, el pasado mes de julio, el alto el fuego pactado por el PKK y Ankara en el marco de unas negociaciones de paz que pretendían cerrar un conflicto que se ha cobrado unas 40.000 vidas desde que estalló, en 1984. El alto el fuego estuvo en vigor dos años.