Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos tras un supuesto atentado del PKK en el sureste de Turquía

El balance de víctimas por la explosión de una mina supuestamente colocada por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la provincia de Hakkari, en el sureste de Turquía, ha ascendido a tres soldados muertos y seis heridos.
El gobernador de Hakkari, Muammer Türker, ha explicado que dos soldados han muerto por la explosión de la mina al paso de su convoy por el distrito de Semdinli, mientras que otro ha fallecido en un enfrentamiento posterior con miembros del PKK en el valle de Kazán, ubicado en el distrito de Çukurca.
Türker ha explicado a la agencia de noticias Anatolia, citada por el diario 'Zaman', que las operaciones militares en esta región continúan abiertas.
Este incidente ocurre en el marco de una ofensiva militar del Ejército turco en el sureste de Turquía y también en territorio iraquí tras la muerte durante esta semana de 24 militares en un ataque del PKK. En la campaña habrían muerto ya 49 milicianos kurdos.