Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de surcoreanos sufre el robo de los detalles de sus tarjetas de créditos

Casi la mitad de los surcoreanos han sufrido el robo de los detalles de sus tarjetas de crédito y números de la seguridad social por parte de un contratista, que después vendió la información a compañías de publicidad Los datos de hasta 20 millones de surcoreanos han sido robados y copiados por un contratista que trabaja para la compañía Korea Credit Bureau, que ofrece puntuaciones crediticias, según ha informado la cadena británica BBC.
Casi la mitad de los surcoreanos han sufrido el robo de los detalles de sus tarjetas de crédito y números de la seguridad social por parte de un contratista, que después vendió la información a compañías de publicidad
Los datos de hasta 20 millones de surcoreanos han sido robados y copiados por un contratista que trabaja para la compañía Korea Credit Bureau, que ofrece puntuaciones crediticias, según ha informado la cadena británica BBC.
La magnitud de este robo ha salido a la luz después de la detención del contratista, que copió la información en un USB, en una operación en la que también se ha arrestado a los directores de las empresas que compraron los datos.
Las informaciones iniciales sugieren que el contratista se apoderó de los datos gracias al acceso que dispone Korea Credit Bureau a las bases de datos de tres grandes empresas de tarjetas de crédito surcoreanas.
Después de este incidente, los reguladores están investigando las medidas de seguridad de las tres compañías --KB Kookmin Card, Lotte Card y NH Nonghyup Card-- para asegurarse de que los datos de los clientes no corren más riesgos. Además se ha enviado una fuerza especial que tendrá como objetivo esclarecer el impacto de este robo.
Los directores de las tres compañías han pedido disculpas a sus clientes públicamente. Mediante un comunicado, la Comisión de Servicios Financieros (FSC), el regulador financiero surcoreano, ha afirmado que las compañías cubrirán cualquier pérdida económica que haya podido causar el incidente.
Una fuente procedente del FSC ha indicado que estos datos eran fáciles de robar al estar sin encriptar, además de que las tres empresas no habían sido conscientes del robo hasta que fueron informados de las investigaciones.
Este no es el primer robo masivo de datos al que se han enfrentado los surcoreanos. En 2012 dos 'hackers' fueron arrestados por copiar los detalles de 8,7 millones clientes de una compañía telefónica. Además, un año antes se difundieron las cuentas de 35 millones de usuarios de una red social del país.