Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los diputados suspendidos por el TSJ de Venezuela piden ser apartados de la Asamblea Nacional

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, ha dicho este martes que los diputados opositores suspendidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela han pedido ser apartados del Parlamento, por lo que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pasaría a tener 109 diputados, algo que haría peligrar su 'súper mayoría' de dos tercios.
Sin embargo, Ramos Allup ha defendido en declaraciones a la cadena CNN que si la Asamblea Nacional decide desincorporar a los diputados solicitantes "la Cámara pasaría de 167 a 164", de manera que "baja el quórum y, por consiguiente, la MUD mantiene las dos terceras partes del Parlamento".
En cualquier caso, aunque dé por hecho que los diputados indígenas del estado Amazonas serán apartados, ha afirmado que se tomarán medidas legales ante la sentencia del TSJ. "Tenemos la razón jurídica, tenemos la razón legal, tenemos la razón electoral. Pero no sabemos que vayan a decidir los tribunales. Yo no me hago muchas ilusiones", ha apostillado.
Con la "desincorporación" de los tres diputados de la MUD también se pretende --según el propio Ramos Allup-- "evitar que con esta maniobra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) haga nulatoria la actividad de la Asamblea Nacional", tal y como anunció el organismo el pasado lunes.
LA RESOLUCIÓN
El TSJ emitió el lunes una resolución en la que declara en desacato a la cúpula de la nueva Asamblea Nacional por no cumplir la sentencia del 30 de diciembre en la que ordenó la suspensión de tres de los 112 diputados de la MUD.
En consecuencia, ordenó la "desincorporación inmediata" del Parlamento de los legisladores Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, "lo cual deberá verificarse y dejar constancia de ello en sesión ordinaria".
Además, el alto tribunal declaró "absolutamente nulos los actos de la Asamblea Nacional que se hayan dictado o se dictaren mientras se mantenga la incorporación de los tres ciudadanos" sujetos a dicho fallo.