Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto terrorista que se inmoló en un avión en Somalia tenía previsto embarcar con Turkish Airlines

El presidente de la aerolínea Daallo Airlines, Mohamed Ibrahim Yasin Olad, ha asegurado este domingo que el presunto terrorista suicida que se inmoló esta semana en un avión de la compañía, obligando a un aterrizaje forzoso en Somalia, tenía previsto embarcar en un avión de Turkish Airlines.
Yasin Olad ha detallado, en declaraciones concedidas a la cadena de televisión qatarí Al Yazira, que los 74 pasajeros del avión habían reservado sus billetes con la aerolínea turca, si bien ésta canceló su vuelo.
"No eran nuestros pasajeros. Turkish Airlines canceló su vuelo desde Mogadiscio esta mañana porque el vuelo que llegaba de Yibuti no lo hizo debido al fuerte viento", ha dicho.
"Nos pidieron que lleváramos a los pasajeros a Yibuti en su nombre, desde donde continuarían con un vuelo de Turkish Airlines", ha relatado, agregando que la compañía está trabajando con las autoridades somalíes para evitar nuevos incidentes similares en el futuro.
Así, ha asegurado que Turkish Airlines no ha estado en contacto con Daallo Airlines desde el incidente. "Se puede decir que están intentando distanciarse del incidente", ha remachado Yasin Olad.
El ministro somalí de Transporte y Aviación, Alí Ahmed Jamac, anunció el viernes que la explosión registrada en el avión habría sido provocada por una explosión, confirmando las primeras hipótesis sobre el suceso.
El avión despegó desde Mogadiscio rumbo a Yibuti pero tuvo que volver después de un "incidente" a bordo. Testigos confirmaron una fuerte explosión y las imágenes muestran un agujero en el fuselaje sobre una de las alas.
Los investigadores indicaron el jueves que la explosión habría sido provocada por un terrorista suicida perteneciente a la milicia islamista Al Shabaab que habría infiltrado los explosivos en una silla de ruedas.
El presunto terrorista sería el hombre que salió despedido del avión a través del agujero provocado por la explosión, que se saldó con dos heridos leves entre el pasaje.
Las autoridades de la zona de Balcad, a unos 30 kilómetros de Mogadiscio, informaron horas después de la localización del cuerpo que había salido despedido de la aeronave.