Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un miembro de célula terrorista de Verviers dice que recibían órdenes desde Turquía y Siria

Mohammed Hamza Arshad, el presunto terrorista que alquiló el piso franco utilizado por la célula yihadista desarticulada en enero del año pasado en Verviers, en el este de Bélgica, ha reconocido ante el Tribunal Correccional de Bruselas este martes que recibía directamente instrucciones desde Turquía y Siria y mantuvo contactos, entre otros, con el cerebro de los atentados de París del 13 de noviembre.
"Desde principios de noviembre (de 2014) recibía casi todos los días instrucciones desde un número de teléfono turco", ha reconocido Hamza Arshad ante el tribunal, según informa la agencia Belga.
Un total de 16 personas están acusadas de participar en actividades de grupo terrorista y algunos por intentar particular en atentados en Bélgica en el marco del juicio que arrancó este lunes contra la célula yihadista desarticulada en enero en Verviers antes de que pudiera pasar a la acción.
Hamza Arshad, que alquiló el apartamento en Verviers utilizado por la célula yihadista desarticulada tras un asalto de la Policía belga el 15 de enero, mantuvo contactos telefónicos con Abdelhamid Abaaoud, el presunto jefe de la célula de Verviers e identificado como el cerebro de los atentados del 13 de noviembre de París y que murió abatido en una operación antiterrorista francesa en Saint Denis.
Hamza Arshad, quien se desplazó a Siria en septiembre de 2014, también se habría desplazado a Francia para comprar "productos", encontrados en el piso franco, para fabricar explosivos y walkie talkies.
También fue contactado de forma regular desde noviembre de 2014 por Souhaib El Abdi, otro de los inculpados, quien le pidió que confeccionara nueve carnés de identidad belgas falsas, incluido para Abdelhamid Abaaoud y al que prestó un vehículo, supuestamente utilizado para transportar muebles al piso franco de la célula.
El Abdi, quien se fugó el día del asalto al piso franco en Verviers y fue detenido un día después en Francia cerca de la frontera con Italia, ha negado ningún vínculo con el terrorismo y ha insistido en que desconocía los proyectos de atentados de la célula.