Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tiburones atacan en aguas poco profundas y a los que llevan bañadores en blanco y negro

El mayor número de ataques de tiburones ocurre en aguas poco profundas, con luna nueva, en agosto y especialmente los domingos. Lo revela una investigación realizada por expertos en el comportamiento de estos escualos de la Universidad de Florida , en EEUU.
Jóvenes surfistas, con trajes de baño en blanco y negro, son más propensos a ser atacados o mordidos por tiburones, según el estudio que se basa en el estudio de estadísticas recogidas en playas del condado de Volusia (Florida) durante los últimos 50años.
"Humanos, tiburones y factores medioambientales se combinan en el Condado de Volusia, que es considerada la capital mundial de los ataques de tiburones. Esto favorece las condiciones ideales para los ataques, ha afirmado George Burgess, director del Archivo Internacional de Ataques de Tiburón, del alto centro de estudios de EEUU.
Entre 1996 y 2008, uno de cada cinco incidentes con tiburones en el mundo se produjeron en esa region de Florida, específicamente en en la playa de la ensenada de Ponce, entre Daytona Beach y New Smyrna Beach, en el centro de Florida.
En estas playas de arenas blancas, donde abundan los surfistas gracias al fuerte oleaje se concentran los escualos atraídos por el alimento que encuentran en las aguas revueltas.
"La mayor cantidad de ataques ocurren en días de luna nueva, pero también durante el período de luna llena, es decir en los extremos de las fases lunares que tienen fuerte incidencia en las mareas, pero además influyen en los movimientos y patrones reproductivos de los peces, que son fuente de alimento de los tiburones", subrayó Burguess.
En agosto se produce el pico de incidentes con tiburones , por la gran cantidad de gente que hay en el agua en el hemisferio norte, especialmente los domingos.
Los expertos aseguran que las brazadas y las patadas de surfistas y nadadores provocan a los tiburones que se lanzan sobre piernas y brazos, como una presa.
Predomina la creencia de que la mayor parte de los ataques de tiburón en aguas de Florida son mortíferos, sin embargo, el 90% de ellos sólo resulta en heridas menores, según el Archivo Internacional de la UF.
Las heridas son en buena parte de los casos son poco más que una fuerte mordida de un perro, que no generan consecuencias demasiado graves y mucho menos fatales, por tratarse de tiburones no tan grandes, que alcanzan unos 2 metros de largo.
En las playas del condado de Volusia, especialmente en el área de New Smyrna Beach (400 km al norte de Miami), se registró en 2008 un récord con un total de 23 ataques de los temidos escualos.