Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tormenta 'Snowzilla' paraliza gran parte de la costa este de EEUU

Nueva YorkReuters

La fuerte tormenta de viento y nieve que azota la costa este de Estados Unidos ha sido ya bautizada como 'Snowzilla', un juego de palabras entre 'snow', "nieve", y Godzilla, el monstruo destructor creado por el cine japonés. La tormenta ha paralizado gran parte de la región y en la ciudad de Nueva York se ha declarado el estado de emergencia.

"Es una tormenta muy importante y la situación es peligrosa", ha destacado el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en un comunicado oficial. "Estamos haciendo todo lo posible para mantener el tráfico y para que funcione el transporte público, pero a menos que haya una emergencia no se debe viajar", ha advertido.
Mientras, los medios han dado rienda suelta a la creatividad con expresiones como la ya mencionada 'Snowzilla', comparaciones con el mundo de la reina de las nieves de la película 'Frozen' o titulares como "La costa este, enterrada por la furia de la tormenta" de 'The New York Times' o "La nevada y la ventisca golpean al D.C." de 'The Washington Post'.
La tormenta ha dejado ya más de 60 centímetros de nieve y podría provocar ahora inundaciones en las zonas costeras, en particular a lo largo de la costa de Jersey y ya hay agua en calles de localidades como Ocean City.
Las autoridades esperan que las nevadas continúen durante el fin de semana acompañadas de fuertes vientos de entre 50 y 65 kilómetros por hora, lo que podría provocar interrupciones en el suministro eléctrico.
Las carreteras están bolqueadas, el transporte público está paralizado en lo que respecta a los autobuses y la Policía ha impuesto una prohibición de desplazamientos. Además, desde el viernes se han cancelado unos 9.000 vuelos.
Desde las 12.00 Cumo ordenó suspender la circulación de autobuses públicos y desde las 14.30 está prohibida toda circulación. Las personas que utilicen su coche en una situación que no sea una emergencia podrán ser detenidas.
El aviso no es alarmista. La Patrulla de Autopistas de Virgina ha informado de que se registraron casi un millar de colisiones por alcance en la noche del viernes, lo que se ha traducido en varias muertes.
Todas las funciones de Broadway han sido canceladas y el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, ha pedido con vehemencia a los restaurantes que cierren y manden a los empleados a sus casas.
En Washington está paralizado todo el sistema de transporte público durante el fin de semana entero y se espera una importante nevada; mientras que en Filadelfia también está previsto que la nieve alcance un cierto nivel.
En cuanto al suministro eléctrico, se estima en cientos de miles las personas que habrían quedado sin luz. Las zonas más afectadas son Carolina del Norte y Carolina del Sur, donde las heladas se han sumado a las ya de por sí copiosas nevadas.