Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tribunal de Grosseto autoriza un nuevo examen técnico del Costa Concordia

El tribunal de Grosseto (Italia) ha decidido llevar a cabo un nuevo examen técnico del Costa Concordia en cuanto los restos de la nave estén en condiciones seguras, tal como había pedido la defensa del capitán del barco y la parte civil para obtener más pruebas relacionadas con su hundimiento.
El presidente del tribunal, Giovanni Puliatti, ha precisado que a la inspección de a bordo le seguirá el examen técnico, que se centrará entre otras cosas en los ascensores de la embarcación y los aparatos informáticos, según ha informado el diario italiano 'Il Corriere della Sera'.
Este nuevo examen fue solicitado por la defensa del capitán del barco, Francesco Schettino, que está siendo juzgado por homicidio y abandono del barco entre otros cargos, y por la parte civil, entre la que se encuentra la asociación de consumidores Codacons.
La operación de rotación del Costa Concordia, que naufragó en enero de 2012 frente a las costas de la isla italiana de Giglio, concluyeron hace una semana. El proceso requirió 600 millones de euros, 26 cables de acero con una fuerza de tiro de 60 toneladas y 30 cajones de acero llenos de aire comprimido que suman 11.500 toneladas para enderezar el crucero a una media de 3,5 metros por hora.
La rotación formaba parte de la primera fase de los trabajos iniciados en octubre de 2012. Tras ser enderezado, el 'Costa Concordia' se estabilizará y se remolcará al puerto de Grosetto para ser desguazado. El proceso podría durar un año.