Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las dos últimas réplicas tumban otras 420.000 viviendas en Sichuan

Un refugiado rodeado por escombros en Mianzhu, en la provincia de Sichuan. Foto: EFEtelecinco.es
Las dos sacudidas afectaron en particular al distrito de Qingchuan, en Sichuan y epicentro también de otra réplica de 6,4 grados de magnitud registrada el domingo pasado, y al de Ningqiang, en la provincia noroccidental de Shaanxi.
Las casas destruidas vienen a sumarse al millón de viviendas que se desplomaron con la réplica del domingo en Qingchuan, donde 15.453 personas han resultado heridas desde el 12 de mayo, cuando se produjo el potente terremoto de 8 grados de magnitud que sacudió el suroeste chino, el más devastador de la historia reciente del país asiático.
Las desgracias no dejan de cernirse sobre esta zona de China, donde cientos de efectivos tratan de drenar el agua acumulada por los "lagos del terremoto" en Sichuan, que, con la llegada de las lluvias del verano, amenazan con inundar un área donde vive más de un millón de personas que ya sufrieron los efectos del temblor.
Los equipos de emergencia tienen previsto evacuar hasta a 1,3 millones de residentes en torno al lago de Tangjiashan, uno de los 35 formados por los aludes de rocas y escombros que han bloqueado el cauce de los ríos de esta zona de la orografía montañosa, al pie de la cordillera del Himalaya.
Hasta el 5 de junio
En el dique trabajan a contrarreloj 600 ingenieros y soldados para drenar la enorme masa de agua y, a pesar del despliegue de medios, con 29 excavadoras, calculan que hasta el próximo 5 de junio no podrán empezar a desaguar el lago.
Otras 69 presas de la zona quedaron agrietadas por la sacudida y también amenazan con desbordarse con el monzón.
Últimas cifras oficiales
La cifra de víctimas mortales del terremoto que azotó el 12 de mayo el suroeste de China asciende a 68.109, mientras que 19.851 personas permanecen desaparecidas y otras 364.552 resultaron heridas, según los últimos datos oficiales anunciados hoy por el Ministerio de Asuntos Civiles.
La nuevas cifras, recopiladas hasta a las 12.00 hora local (04.00 GMT), suponen 916 más fallecidos con respecto a los datos oficiales del martes. Por contra, los equipos de salvamento lograron rescatar con vida de entre los escombros a un total de 6.541 personas. El terremoto, de una magnitud de 8 grados en la escala de Richter, ha causado 45,61 millones de damnificados y 15 millones de personas tuvieron que ser evacuadas.   LA