Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una veintena de detenidos tras la publicación de una carta para pedir la dimisión del presidente chino

Una veintena de personas han sido detenidas en China tras la publicación a principios de mes de una carta en la que se pide la dimisión del presidente chino, Xi Jinping, según informa la cadena británica BBC citando fuentes cercanas a las detenciones.
La misiva, a grandes rasgos, condena la "acumulación de poder" que está exhibiendo el presidente chino, al que además acusa de "graves errores de cálculo diplomáticos y económicos, y de "atontar al país" a través de las constantes limitaciones que impone a la libertad de expresión.
"Querido camarada Xi Jinping: somos leales miembros del partido comunista y escribimos esta carta para pedir que dimita de todas las posiciones que ostenta en el partido y en el Gobierno", comienza el texto, publicado inicialmente en una página extranjera pero que acabó en la web de noticias Wujie, afín al Estado chino.
La carta permaneció publicada unas horas on-line antes de ser inmediatamente fulminada de la web, aunque todavía se puede acceder a una versión albergada en cache.
Desde su publicación, y según trabajadores del medio que han pedido permanecer bajo anonimato, han sido detenidas una veintena de personas: un destacado columnista, Jia Jia, seis redactores, una decena de empleados de una compañía tecnológica relacionada y otras tres personas, familiares del disidente chino Wen Yuncha, supuestamente implicadas en la publicación de la misiva.
La Policía china se "llevó" la semana pasada a Jia Jia justo antes de que embarcara en un vuelo rumbo a Hong Kong y desde entonces está desaparecido, según denunció el pasado lunes su abogado, Yan Xin.
Jia Jia, que escribe regularmente para 'Tencent Online', fue visto por última vez el pasado martes en la capital china. "Solo sabemos que ese día la seguridad pública de Pekín fue al aeropuerto para llevárselo", ha contado Yan.
"Desde entonces no ha habido ninguna noticia", ha dicho el abogado explicando que ni la Policía ni la guardia del aeropuerto de Pekín han contestado a sus preguntas, por lo que desconoce su cliente ha sido detenido.
POSIBLE 'HACKEO'
Las autoridades chinas estarían investigando a la compañía tecnológica mencionada para saber cómo acabó la carta en los servidores de una web afín al Estado chino.
Precisamente el recorrido de la misiva en la web Wujie ha despertado las sospechas de algunos periodistas, dado que la publicación de semejante contenido pide a gritos la detención, de ahí que teman que la web haya sido víctima de un ataque informático.
No se descarta tampoco un error técnico a través de un fallo de rastreo en la agregación de las noticias que habría detectado el nombre del presidente e incorporado la misiva a los servidores de Wujie sin saber el contenido.