Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un test de virginidad exonera de la cárcel a tres hombres acusados de violación

Pham Thi Hong, la acupunturista vietnamita que puede determinar si un hombre es virgen o no. Foto archivo APtelecinco.es
Los salva de la cárcel. Una acupunturista vietnamita asegura que puede saber si un hombre es virgen con un simple examen. La experta que controla un pequeño punto detrás de la oreja masculina se ha convertido en una celebridad tras ayudar a tres hombres condenados por violación a demostrar su inocencia.
Pham Thi Hong, que así se llama la especialista en medicina tradicional abogó por la liberación de los presuntos culpables, ante el presidente de Vietnaam, porque creía firmemente en la inocencia de ellos, según publica la cadena . CBS.com
De acuerdo con su prueba los tres hombres eran vírgenes y por lo tanto no podían ser culpables de violación. "Todos tenían pequeñas manchas rojas en la parte de atrás de sus orejas", dijo Kong, de 54 años.
"Estos puntos debían haber desaparecido si habían tenido relaciones sexuales. Mis años de experiencia me decían que no habían tenido relaciones sexuales antes".
" Sus reivindicaciones son inusuales, incluso para un país donde la acupuntura y la medicina tradicional son aún los recursos comunes, pero la determinación de Hong llevó a la reapertura del caso.
Las condenas al final se suspendieron debido a los defectos de procedimiento durante las investigaciones iniciales. "Gracias a sus esfuerzos, los investigadores revisaron el caso que de otro modo podría haber sido enterrado", dijo Nong Thi Hong Ha, representante legal de uno de los liberados gracias a la intervención de Hong.
Hong dice que ella descubrió el punto en el oído de Nguyen Dinh Kien la primera vez que la visitó hace cuatro años para realizarle un tratamiento. Estaba en el hospital de la cárcel, donde cumplía una pena de 16 años tras ser declarado culpable de violar a una mujer de 20 años de edad en el año 2000.
Después de ver la zona de la oreja de Kien, Hong creyó en sus palabras, que siempre insisitió en que era inocente. Más tarde examinó también a sus dos presuntos cómplices y comenzó una campaña por su liberación.
Finalmente, el presidente Nguyen Minh Triet, ordenó que el caso fuera reabierto. Los investigadores que revisarse el caso descubierto defectos, incluyendo el hecho de que los testimonios de los testigos a favor de la inocencia de los acusados no fueron incluidos en los archivos del caso, según el diario local "Pioneer.
Los tres hombres fueron liberados el pasado enero. Los periódicos vietnamitas han dedicado a Hong artículos sobre su prueba de virginidad y su argumentación para ayudar a liberar a estos hombres.
La opinión pública y las personas en general sienten una gran "admiración" por el esfuerzo de esta experta. Ella contó que primero aprendió a determinar si un hombre ha tenido alguna vez relaciones sexuales a sentir su pulso.
Posteriormente se desarrolló el método del oído por su cuenta. Ella dice que este  punto desaparece después de una relación heterosexual y no se ve afectada por el sexo homosexual o la masturbación.
«Nunca imaginé que algún día iba a utilizar este método para ayudar a demostrar la inocencia de estos tres hombres ", dijo Kong.
Sus reclamaciones sobre la detección de la virginidad han atraído la atención y el escepticismo de otros profesionales de la medicina tradicional, que trabajan con agujas, plantas y otros métodos que utilizan técnicas milenarias para manipular la energía, o Chi, en el cuerpo.
"Nunca antes he oído hablar de este método ", dijo Nguyen Van Hao, de 60 años, un acupunturista que ha practicado durante 14 años. "Desde el punto de vista médico, es imposible determinar si un hombre ha tenido relaciones sexuales o no sintiendo el pulso o el examen de un punto rojo en sus orejas."
Kong, sin embargo, dijo que está convencido de su método funciona después de años de probarlo en sus estudiantes. Hong dice que su reputación ha llevado a que otros violadores convictos apelen a  su ayuda para que reexaminen sus casos.
Ella por su parte, dice estar  dispuesta a ayudar "a la gente a probar su inocencia, si es que realmente lo son."