Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si no llega a ser por el primer gol, logramos un punto"

El entrenador de Dinamarca, Morten Olsen, se mostró decepcionado por la derrota de su equipo ante Holanda, y aseguró que podían haber conseguido "un punto" si no hubieran recibido el primer gol, que encajaron en propia puerta, puesto que "decidió el duelo".
Olsen se lamentó también de tener que haber 'tirado' de Nicklas Bendtner para su debut en el Mundial. "Nicklas Bendter no debería haber jugado. Ya lo he dicho durante la semana y no era un farol, puesto que alinearlo entrañaba un riesgo. Lo cierto es que no me quedaban muchas más opciones, porque tenemos muchas lesiones en ataque", señaló.
Por su parte el autor del gol en propia meta de Dinamarca, Simon Poulsen, coincidió con su entrenador al asegurar que ese tanto cambió el partido. "En la primera parte todo ha salido a la perfección, nuestro plan ha funcionado. En la segunda llegó mi gol en propia meta. Intenté despejar el centro, pero golpeé mal y el balón rebotó en la espalda de Daniel Agger. Esa acción modificó el encuentro por completo", indicó.
Nicklas Bendter habló tras la derrota de su selección ante los 'tulipanes' por 2-0, y aseguró que no se encontró mal en el campo a pesar de que desde mayo no jugaba un partido, por culpa de una lesión en la ingle. "La decisión de que yo jugase se tomó esta mañana. Llevaba tiempo sin participar y sólo tenía fuelle para 60 minutos. Por eso he salido, aunque estaba teniendo buenas sensaciones", explicó.