Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los monjes de Shaolín usan sus habilidades para jugar al fútbol

Un grupo de monjes del templo Shaolin Tagou ha creado una escuela de fútbol. La flexibilidad y destreza de su cuerpo habituado a las exigencias de las artes marciales les permite movimientos que quizá no le están permitidos a un jugador común. Ellos saben que juegan con ventaja.
La historia que ocurre en uno de los templos de Shaolín en Zhengzhou, capital de la provincia de Henan la protagonizan unos monjes adolescentes que parecen personajes de la película Shaolín Soccer (2001), según publica el . 'China Daily'
Las imágenes lo dicen todos, estos guerreros milenarios que entrenan cuatro horas diarias se mueven en el aire tras el balón como en una danza de elegancia y destreza.
Li Lin, el capitán del equipo de monjes shaolín, tiene 17 años y asegura que un día se preguntó si "las habilidades que habían aprendido nos servirían para el fútbol".
Lin, que se declara admirador del británico David Beckham, contó que no se han perdido ningún "partido del Mundial de Sudáfrica y discuten sobre los jugadores".
Aunque ese es un detalle que mejor no ventilar mucho, porque su disciplina religiosa no les permite ver los juegos...¡Pero quién pudo no hacerlo!