Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(AMP)Mariano Rajoy, declarado 'persona non grata' en Pontevedra con los votos de BNG, PSOE y Marea y la ausencia del PP

La única edil de Ciudadanos votó en contra y el PP tachó la iniciativa de "estupidez" en un pleno marcado por la tensión entre el público
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, es desde este lunes persona 'non grata' en su ciudad, Pontevedra, una iniciativa que ha sido aprobada en el Ayuntamiento con los votos de BNG, PSOE y Marea y que ha contado con la abstención del PP, que abandonó el pleno en el momento de la votación.
La moción, presentada por los grupos de Marea Pontevedra y PSOE, ha obtenido los votos a favor del grupo de Gobierno, el BNG, y un solo voto en contra, el de la edil de Ciudadanos. El PP ha abandonado el pleno en el momento de la votación en señal de protesta de lo que consideran como "una maniobra claramente orquestada desde Madrid por el PSOE y Podemos". De hecho, el portavoz del PP Local, Jacobo Moreira, se ha referido directamente a Pablo Iglesias y a Pedro Sánchez para decirles que "Pontevedra no es títere de nadie" antes de abandonar la sesión.
El secretario del Pleno ha precisado que en el acta se hará constar que "el PP estuvo ausente de la votación" de esta decisión, aunque, según el artículo 81 del Reglamento Orgánico del Pleno, se considera que el grupo en cuestión se "abstiene" en la votación
El aforo del Teatro Principal de Pontevedra se ha quedado pequeño para acoger a los detractores y partidarios de esta decisión que han acudido a la cita. Entre ellos han estado destacados miembros del partido Popular, como la expresidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo; la senadora Paula Prado; o la Delegada de la Zona Franca de Vigo, Teresa Pedrosa; entre otros, que han portado carteles donde se podía leer 'Rajoy, persona MUY grata'.
La tensión vivida en el recinto en este punto del orden del día ha llevado al alcalde pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores, a suspender hasta en dos ocasiones el pleno ante los gritos y abucheos de las personas que seguían la sesión.
"DESTRUCCIÓN, DESOLACIÓN Y TRISTEZA"
El primero en defender la propuesta ha sido el socialista Agustín Fernández, quien ha criticó que el presidente del Gobierno en funciones "regaló 60 años más de destrucción, desolación y tristeza" a Ence en la ría, una "grave decisión" que "cercena" las posibilidades de crecimiento de Pontevedra y de su comarca.
El dirigente socialista ha lamentado esta "traición" a la ciudad por parte de un vecino de Pontevedra "conocedor de este rechazo social" y del deterioro ambiental y paisajístico que, entiende, ha provocado la presencia de Ence en la ría.
"Con alevosía y en funciones aprobó una prórroga, confundiendo el Consejo de Ministros con el Consejo de Administración de Ence", ha reprobado el concejal del PSOE, quien ha agregado que, con esta decisión, el Gobierno de Rajoy condena a los pontevedreses "a más años de masacre medioambiental, de destrucción, de prepotencia y chulería".
El edil ha confiado en que esta declaración como persona non grata sirva para que Rajoy "sienta vergüenza cada vez que venga esta ciudad", dado que considera "indigno" que se le considere vecino de Pontevedra tras esta prórroga.
CORRUPCIÓN
Por su parte, el portavoz de Marea, Luis Rei, ha hecho una larga enumeración de los casos de corrupción que han salpicado al PP, ha acusado a Rajoy de ser "el vecino más incómodo" de la ciudad y ha denunciado que, en funciones, "condenó a prisión permanente revisable con la agravante de podredumbre a 83.000 pontevedreses". "Se ha ganado a pulso este repudio", ha concluido.
Ambas intervenciones han sido interrumpidas continuamente por los simpatizantes del PP y por trabajadores de Ence que se encontraban siguiendo la sesión plenaria. Esta situación ha provocado la suspensión temporal del pleno en dos ocasiones y el enfado visible del alcalde que, tras pedir silencio en múltiples ocasiones, ha afirmado estar "acostumbrado" a que el pleno "sea secuestrado por esta empresa privada". "Pero que quede claro que no van a conseguir callarnos", ha sentenciado.
La edila del BNG Carme da Silva ha recordado que Ence se instaló en la ría durante la dictadura de Franco "a bayoneta calada" y ha acusado a Rajoy de ser "digno heredero de esa tradición". Esto es una "condena para toda Galicia que debería avergonzar a todo el PP de Pontevedra", ha añadido.
Por Ciudadanos, María Rey ha explicado el voto en contra de su formación, que cuenta con un solo edil en el Consistorio pontevedrés. "Nuestro no, no es un sí a la corrupción o a las políticas de austeridad. También decimos no al revanchismo político", ha argumentado.
UNA "ESTUPIDEZ"
Finalmente, el portavoz del Partido Popular, Jacobo Moreira, ha lamentado que el Pleno se dedique a debatir "semejante estupidez" con la que, según ha dicho, "se está escupiendo sobre la Pontevedra de Valle Inclán, Castelao o Bóveda".
Moreira ha insistido en que esta moción viene "alentada" por Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para atacar a Mariano Rajoy y "humillarle" en su ciudad y ha tildado a los tres partidos que han apoyado esta declaración de "titiriteros".
La moción, entre aplausos y abucheos, ha sido aprobada por los votos a favor de los 17 concejales de PSdeG-PSOE, Marea y BNG. La única edil de Ciudadanos votó en contra.