Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La APM admite que la reforma "impulsará" la clandestinidad pero que la mayoría de mujeres se someterá a la Ley

El portavoz de la APM, Pablo Llarena, ha sido preguntado en una entrevista a Europa Press acerca del riesgo de que la reforma legal lleve a las mujeres a abortar en la clandestinidad o en el extranjero.
La Asociación Profesional de la Magistratura (APM) ha admitido que la punición de "determinados supuestos" de interrupción del embarazo "impulsará" a algunas mujeres a "la clandestinidad o a buscar una intervención médica en países" donde el aborto esté permitido para ese caso concreto.
"Es evidente que la punición de determinados supuestos de interrupción del embarazo impulsará a algunas a la clandestinidad o a buscar una intervención médica en países donde la interrupción esté permitida para ese supuesto concreto, pero paralelamente serán muchas otras las que terminen por someterse a la Ley", ha respondido.
En este sentido, Llarena ha explicado que la Ley "de un modo u otro" afecta a todos. Por ello, el legislador debe "sopesar en qué supuestos deben imponerse determinadas opciones éticas", como ocurre con la prohibición de la poligamia o el matrimonio paterno-filial, o en cuáles debe "dejarse a los ciudadanos una facultad de opción dentro de ciertos parámetros".
A su juicio, ese es el debate que ha "rebrotado" con la propuesta del Ministerio de Justicia de modificar en otoño la actual ley de plazos por un sistema de supuestos. El ministro, Alberto Ruiz-Gallardón, ha defendido que la malformación del feto no sea un supuesto para abortar contemplado en la ley.