Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Abogacía balear señala que el "provecho" de los foros de Palma fue "exclusivamente para Nóos"

El jefe de la Abogacía de la Comunidad Autónoma balear, Lluís Segura, ha manifestado que el "provecho" que se extrajo de los denominados Illes Balears Forum organizados en Palma por el Instituto Nóos fue "exclusivamente" para la entidad entonces presidida por Iñaki Urdangarin, que percibió hasta 2,3 millones de euros públicos por las dos ediciones del evento. "La única difusión que hubo fue para la marca Nóos", ha remarcado.
Durante la exposición de su informe final en el juicio del caso Nóos, el letrado, que representa a una de las acusaciones particulares en la causa, ha subrayado que la puesta en marcha de los foros permitió al Instituto "activar sus mecanismos de cruce de facturas" entre las mercantiles que conformaban el entramado de desvío de fondos urdido por el exduque y su exsocio Diego Torres, quienes además "recibieron honorarios" derivados de los cónclaves.
El abogado ha resaltado además que las sesiones de los foros no estaban abiertas al público, por lo que "quienes financiaron de verdad los foros no pudieron ni asistir".
En cuanto a la forma en que se tramitaron los foros, el letrado ha apuntado a los "auténticos incumplimientos de fondo" que se cometieron y que "atentan contra los principios de la contratación", todo ello con el objetivo de "burlar los procedimientos y controles para cualquier adjudicación de fondos públicos".
Y para ello, el Govern utilizó la figura del convenio de colaboración -en lugar de un contrato administrativo- "para dar apariencia de legalidad a procedimientos con fines ilícitos". "Es verdad que el convenio no tiene una gran regulación, pero no sirve para financiar actividades de sujetos privados", ha aseverado Segura, quien ha recriminado que tampoco se hizo ningún examen sobre el precio de los eventos, cuyo impulso fue firmado "sin analizar la solvencia del Instituto Nóos".
El letrado ha continuado su intervención incidiendo en que la utilización del convenio únicamente está contemplada para la puesta en marcha de actividades de cooperación emprendidas por administraciones públicas u organizaciones sin ánimo de lucro, y éste no era el caso de Nóos. El abogado ha hecho hincapié además en que, "sin ningún tipo de garantía", el 75 por ciento del presupuesto fue pagado por adelantado. "Si no había dinero, no había foros, y además no costaron lo que dicen que costaron".
El responsable de los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico ha recordado, en este contexto, que tanto Urdangarin como Torres ya conocían al entonces presidente del Govern, Jaume Matas, ya que "habían hecho negocios con él y habían cobrado una comisión o premio" en el marco de otras actividades impulsadas en las islas. "Es impensable que la propuesta de los foros fuera altruista y no es concebible que [desde el Govern] no se supiera que era un negocio más del Instituto Nóos", ha abundado.
De hecho, Segura ha aludido a la declaración en el juicio del exsecretario personal de las Infantas Carlos García Revenga, quien "afirmó que los foros podían tener una finalidad social pero también lucrativa". "Era un verdadero conglomerado de empresas", ha añadido el abogado en relación al entramado mercantil creado en torno a Nóos por el que ambos exsocios se hicieron con más de seis millones de euros de las Administraciones públicas.
"PONÍAN EN BANDEJA EL DINERO PARA QUE OTRO SE LO LLEVASE"
El letrado se ha mostrado tajante al afirmar cómo desde el Govern "ponían en bandeja el dinero para que otro se lo llevase" y, en este sentido, ha recordado que si bien en este caso Matas no buscaba su propio enriquecimiento, sí "perseguía el lucro ajeno", para lo cual "fue quien en mayor medida contravino el deber de fidelidad" del dinero público, "sin intención alguna de que se rindiera cuentas" de su uso por parte de Nóos.
El representante de la acusación particular ha recriminado el uso que se les dio para ello al Instituto Balear de Turismo (Ibatur) y la Fundación Illesport, empresas a través de las cuales fueron articulados los convenios de colaboración. Respecto a esta última, ha llegado a considerarla una fundación "fantasma", con una estructura "ficticia", de la que se sirvió Matas para facilitar el desvío de fondos.
En todo este contexto, Segura ha subrayado que Torres era el "ideólogo e inductor principal", quien aprovechó su relación con Urdangarin para tener acceso a las Administraciones y que "se le abriera la llave del dinero público". Y para ello, los dos exsocios "actúan mediante una pantalla que es Nóos y que cubre un entramado que permite su enriquecimiento".
"Se basaban en convencer a los represetantes de las instituciones públicas a que no mirasen con detalle [lo que se les proponía] y se les otorgasen privilegios. En este sentido, Matas fue un aliado que no se opone y facilita el camino para la adjudicación directa y el gasto abusivo", ha sentenciado el abogado de la Comunidad Autónoma.